Despliega el menú
Internacional

La ultraderechista alemana AfD echa a su exportavoz parlamentario por fantasear con gasear a inmigrantes

Christian Lüth estaba suspendido de sus funciones desde hace unos meses tras sucesivos escándalos.

Gente camina junto al Bundestag, este lunes en Berlín.
Gente caminando junto al Bundestag, en Berlín.
HAYOUNG JEON/Efe

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) ha echado al exportavoz de su grupo parlamentario en el Bundestag (cámara baja), Christian Lüth, por haber fantaseado con fusilar o gasear a refugiados.

A Lüth, quien estaba suspendido de sus funciones desde hace unos meses tras sucesivos escándalos, se le ha rescindido el contrato por decisión del grupo parlamentario de la AfD, la tercera fuerza del Bundestag detrás del gubernamental bloque conservador y sus socios socialdemócratas.

Según el semanario "Die Zeit", Lüth fue identificado como el funcionario del partido que en un documental sobre esa formación hablaba de "fusilar" o "gasear" a migrantes.

Estas revelaciones siguen a anteriores provocaciones de Lüth, aún en sus tiempos como portavoz, en que alardeaba en las redes sociales de ser un fascista.

Pese a ello, hasta ahora el presidente honorario de la AfD y jefe de su grupo parlamentario, Alexander Gauland, le había respaldado.

La AfD es desde 2017 la primera fuerza de la oposición en el Bundestag, con escaños en todos los "Länder" (estados federados alemanes) y también en la Eurocámara.

En los últimos tiempos, el partido ha perdido algo de fuelle y ahora los sondeos le sitúan en un 9 %, en medio de sucesivos escándalos por financiación irregular y la batalla abierta entre su ala más moderada, representada por el presidente Jörg Meuthen, y el sector más radical y afín al neonazismo. 

Etiquetas
Comentarios