Despliega el menú
Internacional

internacional

Adib renuncia a formar gobierno en Líbano tras el estancamiento de las negociaciones

El presidente acepta la dimisión y se prepara para adoptar "las medidas previstas en la Constitución".

El primer ministro de Líbano, Mustapha Adib, en su discurso en el palacio presidencial.
El primer ministro de Líbano, Mustapha Adib, en su discurso en el palacio presidencial.
Mohamed Azakir/Reuters

El diplomático libanés Mustafá Adib, designado como primer ministro de Líbano, ha renunciado este sábado a la tarea de formar gobierno, después de que las diferencias entre los distintos grupos hayan impedido la creación de un nuevo gabinete capaz de sortear la actual crisis política y social.

La noticia de la dimisión ha llegado después de una nueva reunión entre Adib y el presidente, Michel Aoun, que había confiado en un diplomático sin un marcado perfil político para sustituir a Hasán Diab, que dimitió en plena escalada de tensiones por las explosiones del 4 de agosto en el puerto de Beirut.

Aoun ya había recibido el viernes a Adib, en una reunión en la que, según la Presidencia, el primer ministro designado no pudo presentar ninguna fórmula de gobierno viable. Ambos volvieron a citarse este sábado por la mañana y Adib finalmente ha confirmado su renuncia.

Al término de la reunión, ha explicado que le ha sido imposible aunar las distintas posturas y ha lamentado que no haya sido incapaz de completar la misión. "Formar un Gobierno con especialistas elegidos por su competencia e integridad habría permitido al presidente (francés, Emmanuel) Macron movilizar la ayuda internacional para asistir a Líbano", ha dicho, según Naharnet.

El presidente, que esta misma semana avisó de que el país "se dirige al infierno" sin un gobierno con plenas competencias, ha informado a través de un comunicado de que acepta la dimisión de Adib y se dispone a tomar "las medidas previstas en la Constitución", previsiblemente para encargar a otra persona que tome las riendas. 

Adib había apostado hasta ahora por que los puestos de los 'ministerios soberanos' -Finanzas, Defensa, Interior y Exteriores- fuesen rotatorios, en un intento por encontrar un equilibrio en el frágil reparto de poder de Líbano. De la formación de Gobierno depende que el país pueda recibir la ayuda externa prometida por distintos países, Francia entre ellos.

Varios ex primeros ministros suníes habían expresado su rechazo al nombramiento de un chií en Finanzas y el antiguo jefe de Gobierno Saad Hariri, que llegó a sonar como posible ministro, planteó una vía alternativa para que fuese al menos un "independiente" quien asumiera el Ministerio en disputa.

Los medios libaneses han informado de que, en el marco de unos esfuerzos de última hora, Adib se vio el viernes por la noche con representes del movimiento Hezbolá y de AMAL, el partido chií encabezado por el presidente del Parlamento, Nabih Berri.

El jefe del Parlamento ha reiterado en un comunicado este sábado su apoyo a la iniciativa francesa y ha acusado a otros partidos de hacer que "fracase". A lo que sí estarían dispuestos todos los bloques parlamentarios, ha añadido, es a "apoyar las reformas", informa Naharnet.

Por su parte, Hariri ha lamentado que "una vez más, los políticos libaneses se presentan ante el mundo como un ejemplo flagrante de mala gestión de los asuntos públicos y de no pensar en el interés nacional". El ex primer ministro ha lamentado que haya quienes se "regocijan" del fracaso de los esfuerzos de Macron a costa e perder "una oportunidad excepcional para frenar el colapso económico e iniciar reformas".

Etiquetas
Comentarios