Despliega el menú
Internacional

Registrado un incendio cerca de un campamento de refugiados en la isla griega de Samos

Los bomberos han indicado que el fuego se ha iniciado cerca del centro de identificación y recepción del campamento, si bien las instalaciones no están en peligro.

Vista del campamento temporal levantado en las instalaciones militares de Moria, en Grecia.
Vista del campamento temporal levantado en las instalaciones militares de Moria, en Grecia.
Alkis Kostantinidis/Reuters

Las autoridades de Grecia han confirmado este martes un incendio cerca de un campamento de refugiados ubicado en la isla de Samos, apenas unos días después de que las llamas devastaran el de Moria, situado en Lesbos, dejando sin techo a más de 12.000 migrantes.

Los bomberos han indicado que el fuego se ha iniciado cerca del centro de identificación y recepción del campamento, si bien las instalaciones no están en peligro, tal y como ha recogido el diario griego 'Kathimerini'.

El incendio, que afecta a una zona boscosa en la zona, ha provocado el despliegue de 20 bomberos y nueve camiones, aunque ya está parcialmente controlado. "No hay tiendas en llamas aún, pero estoy preocupado", ha dicho el alcalde de Vathy, en declaraciones concedidas a la agencia alemana de noticias DPA.

Por otro lado, la prensa griega local ha trasladado que varios hombres han sido detenidos por la Policía por ser sospechosos de haber causado el incendio, aunque sus identidades y los motivos para causar el fuego no están claros por el momento.

Las autoridades sanitarias locales han anunciado este mismo martes que tres migrantes residentes en el campamento, en el que viven 4.600 personas -aunque tiene capacidad para unas 650- han dado positivo por covid-19. Han sido trasladados a un centro sanitario tras mostrar síntomas. Los incendios de Moria se habrían iniciado a raíz de la orden de aislamiento para más de una treintena de enfermos de coronavirus.

La destrucción del campamento de Moria, achacado por las autoridades a varios migrantes, ha vuelto a poner el foco internacional en la situación de estas personas, que vivían en condiciones de hacinamiento en el lugar a la espera de que se resolviera su situación.

El Gobierno griego, en colaboración con el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), ha habilitado un campamento provisional para acoger a los alrededor de 11.000 migrantes que han pasado varias noches al raso tras la destrucción del de Moria, a la espera de estudiar una medida a medio y largo plazo.

Etiquetas
Comentarios