Despliega el menú
Internacional

internacional

El Gobierno de Colombia pide perdón por la muerte de un abogado apalizado por la Policía

El ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, ha pedido este sábado perdón en nombre de la Policía por la muerte del abogado Javier Ordóñez, fallecido esta semana.

Unos jóvenes participan en una protestas en Bogotá.
Unos jóvenes participan en una protestas en Bogotá.
Luisa González/Reuters

El ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, ha pedido este sábado perdón en nombre de la Policía por la muerte del abogado Javier Ordóñez, fallecido esta semana durante una intervención policial en la que los agentes utilizaron pistolas eléctricas, murió como consecuencia de la paliza sufrida en el interior de un Comando de Acción Inmediata (CAI) de la Policía Nacional.

"En primer lugar, la Policía Nacional pide perdón por cualquier violación a la ley o desconocimiento a los reglamentos en los que haya incurrido cualquiera de los miembros de la institución", ha afirmado Holmes, según recoge la emisora Caracol Radio.

El ministro ha informado además, de que se ha dictado auto de citación a audiencia contra los dos policías implicados en el caso para que respondan por abuso de autoridad y homicidio. Holmes ha asegurado además que la Policía está colaborando con las otras autoridades para que se esclarezca los más pronto posible la muerte de Ordóñez.

Ordóñez, de 42 años, falleció el martes después de una polémica intervención policial en la zona de Engativá. Un vídeo muestra el uso de pistolas táser contra este hombre, que pide auxilio y reclama que no se le apliquen más descargas eléctricas.

La Fiscalía tendría en su poder un segundo vídeo, en el que se capta una escena posterior ocurrida en el interior del CAI de Villa Luz, a donde Ordóñez fue conducido. En estas instalaciones habría sufrido varios golpes y, según los investigadores, los impactos recibidos en la cabeza terminaron costándole la vida.

Los dos policías que aparecen en el primero de los vídeos ya han sido cesados -se espera su imputación en las próximas horas- y cinco uniformados más han sido suspendidos temporalmente. El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, ha confirmado que de esta forma quedan apartados de la institución para evitar que puedan manipular pruebas u obstaculizar las pesquisas.

Los investigadores trabajan con la hipótesis de que todo se debiese a una vieja rencilla de Ordóñez con los agentes que le atacaron, si bien no han trascendido más detalles al respecto. El caso ha desatado una ola de disturbios, principalmente en Bogotá, que se ha saldado ya con al menos once fallecidos, según el último balance divulgado este viernes por medios locales.

La muerte de Ordóñez y los cientos de heridos durante las protestas han provocado la indignación de la sociedad colombiana y han alimentado aún más movilizaciones.

Etiquetas
Comentarios