Despliega el menú
Internacional

La Fiscalía investiga por dos delitos el vídeo de las vejaciones a una anciana en una residencia de Tarrasa

Se las investiga por un delito contra la integridad moral y otro contra la intimidad por el vídeo difundido en las redes sociales. Las dos han sido despedidas.

Residencia donde ocurrieron los hechos
Residencia donde ocurrieron los hechos
Efe

La Fiscalía Superior de Cataluña investiga por un delito contra la integridad moral y otro contra la intimidad el vídeo difundido en las redes sociales en el que dos trabajadoras de una residencia de Tarrasa (Barcelona) se grabaron vejando a una anciana y burlándose de ella.

La Fiscalía Superior Cataluña ha ordenado abrir diligencias de investigación ante la "innegable gravedad" de los hechos difundidos y la "execrable conducta" que muestra la grabación, que ya está siendo investigada por los Mossos d'Esquadra a raíz de la denuncia presentada por los Departamentos de Salud y Trabajo.

Para el Ministerio Público, del vídeo publicado en las redes sociales se desprenden indicios de delitos contra la integridad moral, por las vejaciones infligidas a la anciana, y contra la intimidad -concretamente de descubrimiento y revelación de secretos- por la difusión de la grabación.

Por ese motivo, la Fiscalía ha ordenado a la División General de Investigación Criminal de los Mossos d'Esquadra que investigue los hechos y que, para ello, recabe los informes que hayan elaborado los Departamentos de Salud y Trabajo para aclarar lo sucedido y la comisaría de la policía catalana de Tarrasa que recibió la denuncia.

En el decreto de apertura de diligencias, el Ministerio Público argumenta que, por su labor de tutela de ancianos y personas discapacitadas, corresponde a la Fiscalía Superior de Cataluña investigar las vejaciones que muestra el vídeo, independientemente de que los Mossos ya hayan abierto diligencias por su parte o de que las pesquisas acaben siendo asumidas por la Fiscalía de Tarrasa.

El vídeo, que fue difundido a través de Instagram, muestra a una cuidadora del geriátrico Mossen Homs de Terrassa vejando e insultando a una anciana en la cama, mientras le intenta dar de comer y trata de que se tome una pastilla.

Paralelamente, otra trabajadora se ríe a carcajadas de la situación al tiempo que graba la conducta de su compañera con el teléfono móvil.

La residencia Mossen Homs, gestionada por la Generalitat, despidió este lunes a las dos trabajadoras implicadas en el vídeo, cuya autora subió una grabación a su cuenta de Instagram en el que pidió disculpas "a todos los familiares que se han podido ver afectados y a la demás gente". 

Etiquetas
Comentarios