Despliega el menú
Internacional

Hong Kong pospone las elecciones un año debido al coronavirus

La jefa del Ejecutivo utiliza poderes extraordinarios y afirma que ha tomado "la decisión más dura" para proteger a la población y asegurar una votación limpia.

Coronavirus situation in Hong Kong
Ciudadanos de Hong Kong con mascarillas en la calle
JEROME FAVRE

Las elecciones al Parlamento autonómico de Hong Kong parecen uno de esos muchos conciertos que en sus carteles promocionales anuncian el retraso de un año debido al coronavirus. Deberían celebrarse el próximo 6 de septiembre, pero ahora se prevé que lo hagan el día 5 de ese mes, pero del año que viene. «La decisión se ha tomado exclusivamente por razones sanitarias, no por consideraciones políticas», afirmó la jefa del Ejecutivo de la excolonia británica, Carrie Lam, durante la rueda de prensa en la que anunció una medida que se preveía desde hacía días.

El problema está en que, legalmente, la votación no se debería demorar más de dos semanas. Así que Lam ha invocado los poderes extraordinarios que se le otorgan en situaciones de emergencia, y ha asegurado que el Gobierno central de China apoya la medida. Para justificarla aún más, Lam recordó que Hong Kong está registrando nuevas infecciones en números de récord -diez días consecutivos con más de cien-, que las aglomeraciones ponen en peligro la vida de los grupos de riesgo -sobre todo a los ancianos-, y que el actual cierre de la frontera impediría que muchos votantes residentes en la China continental depositen sus papeletas. "Más de 60 países han retrasado los comicios" debido a la pandemia, apostilló.

Pero a nadie se le escapa que esta suspensión beneficia al Gobierno en sus horas más bajas. Tras un año de fuertes protestas y la promulgación en Pekín de la polémica Ley de Seguridad Nacional, Lam es una dirigente impopular. Se demostró durante las elecciones municipales del año pasado, en las que los demócratas se hicieron con 17 de los 18 consejos. Ahora pretendían restar poder al Gobierno en el hemiciclo, y para ello incluso llevaron a cabo unas elecciones primarias, pero el Ejecutivo ya anunció que, incluso si la votación se celebraba, una docena de candidatos quedaban descalificados porque no cumplían los requisitos.

"Claramente, este es el mayor fraude electoral en la historia de Hong Kong", criticó en Twitter el activista Joshua Wong, uno de los vetados. "Según la normativa, las elecciones solo se pueden posponer 14 días. Hacerlo durante más tiempo supone abrir una crisis constitucional en la ciudad", apuntó un grupo de 22 políticos demócratas en un comunicado. "Después de un año de un movimiento que exige mayor democracia, es urgente que el parlamento se examine ante la opinión pública, que es el principal pilar de la gobernanza", sentenciaron.

Etiquetas
Comentarios