Despliega el menú
Internacional

Un tribunal de Japón reconoce por primera vez como supervivientes de la bomba atómica a víctimas de la lluvia radiactiva

Falló a favor de 84 demandantes, que podrán acogerse al sistema estatal que garantiza la gratuidad de gastos médicos por enfermedades y discapacidades debidas a la exposición a la radiación.

72 años del lanzamiento de la bomba nuclear en Hiroshima
Imagen de una pasada conmemoración del lanzamiento de la bomba nuclear en Hiroshima
Agencias

Un tribunal nipón reconoció este miércoles por primera vez como supervivientes de la bomba atómica ("hibakusha") a las víctimas de la lluvia negra radiactiva que cayó tras el bombardeo de Hiroshima, y podrán acogerse a ayudas estatales tras 75 años.

El Tribunal de Distrito de Hiroshima falló a favor de un grupo de 84 demandantes y apoyó su derecho a ser reconocidos como "hibakusha" para poder acogerse al sistema estatal que garantiza la gratuidad de gastos médicos a quienes desarrollaron enfermedades y discapacidades por la exposición a la radiación.

En algunas áreas donde cayó la lluvia negra (precipitaciones que siguieron a la explosión de la bomba nuclear estadounidense arrojada sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945 y que esparcieron elementos radiactivos) existen sistemas que permiten a las víctimas recibir una ayuda similar, pero los demandantes no estaban cubiertos.

Durante el juicio se cuestionaba si los demandantes podían ser reconocidos como supervivientes del bombardeo al vivir fuera de la designada como "área especial" (de unos 19 kilómetros de largo y 11 kilómetros de ancho al noroeste del hipocentro de la explosión) y si habían estado expuestos a un cierto grado de daño para su salud.

Aquellos que estaban en el área en el momento del bombardeo pueden someterse a un examen médico gratuito y si desarrollan alguna de las 11 enfermedades o discapacidades vinculadas a la exposición a la radiación pueden obtener un certificado de "hikabusha" y optar, en principio, a la gratuidad de los gastos médicos.

Los demandantes, de entre 75 y 96 años, alegaron haberse visto expuestos a la lluvia negra y haber ingerido agua y cultivos contaminados, desarrollando enfermedades como cáncer o cataratas.

Entre 2015 y 2018 solicitaron progresivamente el certificado de "hibakusha", pero les fue denegado.

Desde 2015 venían presentando una serie de demandas sucesivas, pero esta sentencia es la primera que reconoce a víctimas de la lluvia negra como supervivientes "hibakusha".

Las autoridades de la ciudad y prefectura de Hiroshima habían pedido desestimar la demanda, argumentando que "no hay evidencias científicas que respalden que llovió fuera del área (especial) o que los demandantes estuvieron lo suficientemente expuestos como para que afectara a su salud", según declaraciones recogidas por la agencia local de noticias Kyodo.

Etiquetas
Comentarios