Despliega el menú
Internacional

internacional

Trump obliga a sus seguidores a que renuncien a reclamaciones si enferman en sus mítines

El repunte del virus en varios estados del sur del país frena la desescalada y arroja las mayores cifras de contagio desde que empezó la pandemia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, en una imagen de archivo.
El presidente estadounidense, Donald Trump, en una imagen de archivo.
EP

Donald Trump ha montado su imperio a lomos del sistema judicial, con un ejército de abogados en nómina que se encargaban de demandar a sus enemigos y amenazarlos con el alto y laborioso coste de los tribunales para forzarles a aceptar sustanciosas rebajas a los precios contratados. Su presidencia no es distinta, apuntalada con acuerdos de confidencialidad. Cuando el Congreso demanda documentos o testigos, lo enreda en los tribunales. ¿Por qué iba a ser distinta su campaña?

Quienes quieran asistir el próximo viernes al relanzamiento de la misma en Tulson (Oklahoma), donde el jueves hubo 222 nuevos casos de la covid-19, tendrán que firmar digitalmente al registrarse para el evento que son conscientes del riesgo que supone. "Al atender este mitin usted y cualquiera de sus invitados asumen voluntariamente los riesgos relacionados con la exposición a la covid-19 y acuerdan legalmente no hacer responsable a Donald J. Trump for President, el BOK Center, ASM Global ni cualquiera de sus afiliados, directores, oficiales, empleados, agentes o voluntarios por cualquier enfermedad o lesión".

El riesgo es alto, pese a que las temperaturas veraniegas han frenado en seco la pandemia en las principales ciudades de Estados Unidos que se han tomado en serio las precauciones. Eso no incluye a Houston (Texas), en el primer estado que reabrió, donde el miércoles se registró el mayor repunte desde que comenzó la epidemia, con más de 2.500 casos en un solo día. La ciudad quiere dar marcha atrás y ordenar el confinamiento, pero la decisión es del gobernador. En Memphis (Tennessee), las autoridades consideran quedarse en la fase 2 de la desescalada. Como ha hecho Oregón, que el jueves anunció una pausa al aumentar los casos un 75%.

La Convención, a Florida

Por el contrario, en Florida, donde el jueves se alcanzó la cifra más alta de nuevos positivos, el gobernador Ron de Santis, seguidor de Trump, ha negado que haya problemas y atribuye estas estadísticas al aumento de pruebas de diagnóstico, relegando los focos de infección a los núcleos agrícolas donde trabajan inmigrantes. Esa permisividad es una de las razones por las que Trump ha elegido Jacksonville (Florida) para trasladar buena parte de la Convención de su partido que originalmente había pactado celebrarse en Charlotte (Carolina del Norte).

Allí el gobernador demócrata exige respetar las directrices que se aplican a otros eventos públicos y limitan el aforo para garantizar la distancia de seguridad, lo que reduciría notablemente el baño de masas que al presidente le gusta exhibir. Tras amenazar con cambiar de lugar si no le garantizaba la audiencia buscada, Trump lo cumplió el jueves. Sus abogados han encontrado la forma de evitar una demanda por incumplimiento de contrato al mantener en Charlotte las reuniones de la plataforma del partido y trasladar a Jacksonville los discursos que atraen al público y a las cámaras. Esta ciudad, además, está situada al norte de Florida, cerca de Georgia, lo que le da acceso estratégico a dos electorados que necesita para ganar la reelección.

Sin mencionarlo, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) renovó el jueves la directriz de usar mascarilla en público y evitar las aglomeraciones. Trump ha intentado silenciar a este organismo desde que empezó la pandemia, como eliminó las conferencias de prensa del Grupo de Trabajo del Coronavirus hace mes y medio. El virus, sin embargo, se resiste a desaparecer "como por arte de magia".

Siga toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

https://www.heraldo.es/newsletters/coronavirus/

Etiquetas
Comentarios