Despliega el menú
Internacional

Israel forma el Gobierno que anexionará Cisjordania

Liderado por Benjamin Netanyahu, es el Gabinete con más ministros de su historia, 36, y persigue cerrar la crisis política más duradera del país.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.GOBIERNO DE ISRAEL26/04/2020 [[[EP]]] El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu
EP

Después de tres elecciones, dieciocho meses de caos político interno y tres días de retraso de última hora, Israel tiene un Gobierno de unidad nacional, liderado de nuevo por Benjamin Netanyahu. Se trata del Gabinete con más carteras de su historia, formado por 36 ministros, para cerrar la crisis política más duradera y que tiene un punto prioritario en su agenda: poner en marcha la anexión de los asentamientos judíos de Cisjordania y del Valle del Jordán el 1 de julio. Tras las ligeras dudas que pudo generar la no referencia a la anexión por parte de Mike Pompeo durante su visita de esta semana, el primer ministro señaló que, "con todo el respeto a nuestros amigos estadounidenses, la seguridad es un tema exclusivamente nuestro", e insistió en que "ha llegado la hora" de aplicar la ley israelí sobre Cisjordania.

Según Netanyahu, "estas regiones son la cuna el pueblo judío. Ha llegado el momento de extender la ley de Israel sobre ellas y de iniciar un nuevo capítulo en la historia del sionismo. Este paso no nos alejara de la paz. Nos acercará a ella. La verdad es que los cientos de miles de colonos de Judea y Samaria (Cisjordania) siempre estarán presentes en cualquier acuerdo futuro y todo el mundo lo sabe". Esto supondrá un nuevo desafío a la legislación internacional, que considera estos asentamientos ilegales, y estas palabras provocaron la ira del diputado de la Lista Conjunta, Yusef Yabarín, quien advirtió a gritos que "no habrá paz con ocupación y apartheid". Yabarín fue expulsado del pleno tras recibir tres avisos.

El nuevo Gobierno será rotatorio y por ello, además de Netanyahu, Benny Gantz también juró como primer ministro, cargo al que accederá el 17 de noviembre de 2021, según el pacto firmado entre ambos líderes. Gantz dijo ante la cámara que este pacto cierra "la peor crisis política de la historia" y señaló que la alternativa era "una especie de guerra civil". El ex jefe del Ejército será hasta entonces el ministro de Defensa y otro exjefe del Ejército, Gabi Ashkenazi, se ocupará de la cartera de Exteriores. Yariv Levin, persona muy cercana al primer ministro, ocupará la presidencial del Parlamento y Tzipi Hotovely será la ministra para los Asentamientos. Este nombramiento fue un secreto que Netanyahu no desveló hasta el último momento.

Tensiones en el Likud

El reparto de departamentos generó tensiones en el seno del Likud y ese fue el motivo principal por el que se tuvo que retrasar del jueves al domingo la formación del Ejecutivo. El nuevo Gabinete cuenta con representantes de la parte de Azul y Blanco que sigue leal a Gantz, los partidos ultraortodoxos Shas y Judaísmo Unido de la Torá, los laboristas, Derech Eretz y Gesher. El partido ultraderechista Yamina quedó fuera debido a la falta de entendimiento entre Netanyahu y su exministro de Defensa, Naftali Bennet.

Netanyahu sigue en su puesto de primer ministro y en esta condición comparecerá ante la justicia el próximo domingo, fecha establecida para el inicio de su juicio por tres delitos de corrupción. Gantz fue su gran adversario en las elecciones de abril y septiembre de 2019 y de marzo de 2020, cuando estaba al frente de la coalición 'Azul y Blanco' y su sorpresiva decisión de pactar el gobierno de unidad, con el pretexto de hacer frente a la emergencia del coronavirus, hizo saltar por los aires esta alianza que puso al Likud contra las cuerdas.

Yair Lapid, exsocio de Gantz en 'Azul y Blanco', dirigió duras palabras a los nuevos primeros ministros de quienes no pudo decir "nada desde este podio que sea tan malo, violento y horrible como lo que os decís el uno al otro, incluso ahora, fuera de micrófono". Lapid calificó el coronavirus de "excusa" para formar "el Gobierno más corrupto e inflado de la historia".

Esta no es la primera vez que Israel intenta un Ejecutivo rotatorio. Entre 1984 y 1988 Shimon Peres y Yitzhak Shamir pactaron una jefatura de gobierno con este mismo sistema, pero el experimento acabó mal, ya que, después de los dos primeros años como primer ministro, Peres traicionó el acuerdo y negoció con los partidos religiosos para no ceder el asiento a su rival.

Etiquetas
Comentarios