Despliega el menú
Internacional

El Reino Unido sigue sin ver el pico del covid-19 y registra 823 muertos más

Todavía no hay un calendario establecido para que se relajen las medidas de confinamiento en el país.

Dos mujeres con mascarillas caminan al lado de un hospital de Londres.
Dos mujeres con mascarillas caminan al lado de un hospital de Londres.
WILL OLIVER/Efe

El Reino Unido continúa sin ver un punto de inflexión claro en el avance del covid-19 tras comunicar este martes 823 nuevos muertos en hospitales, hasta un total de 17.337, a los que se suman al menos otros 1.509 contabilizados en residencias y hogares de Inglaterra y Gales.

Con el país sumido todavía en la expansión de la pandemia, la reina Isabel II ha optado por suspender las tradicionales salvas de cañón y celebraciones que en otras circunstancias habrían marcado hoy su 94º aniversario.

Todavía no hay un calendario establecido para que se relajen las medidas de confinamiento, y la Cámara de los Comunes ha instalado pantallas de televisión por primera vez en sus 700 años de historia para que los diputados participen en los debates de manera virtual.

Aniversario de perfil bajo

La soberana británica ha pasado su cumpleaños en el castillo de Windsor, su residencia campestre a 30 kilómetros al oeste de Londres, a la que se mudó a mediados de marzo para cumplir un riguroso aislamiento mientras se mantenga el peligro de contagio.

Desde allí, recibió las felicitaciones virtuales de su hijo Carlos, príncipe de Gales, y su esposa Camila, así como de sus nietos, los príncipes Guillermo y Enrique, y sus respectivas mujeres, Catalina y Meghan.

Las celebraciones públicas del aniversario se limitaron a la publicación de un vídeo de la infancia de la monarca, en el que aparece con pocos años junto a su hermana, la princesa Margarita.

Parlamento virtual

Al menos hasta el 12 de mayo, en la Cámara de los Comunes podrán entrar un máximo de 50 diputados, que deberán guardar además distancia física entre ellos, mientras que el resto deberán participar en los debates a través de videoconferencia (con un límite técnico de 120 al mismo tiempo).

Este miércoles se celebrará la primera sesión híbrida, presencial y virtual, en la historia parlamentaria del Reino Unido, en la que debutará como jefe de la oposición el laborista Keir Starmer, elegido líder de su formación a principios de mes.

Respondiendo a sus preguntas en la sesión de control al Gobierno estará el ministro de Exteriores, Dominic Raab, que lleva las riendas del Ejecutivo mientras el primer ministro, Boris Johnson, continúa su convalecencia tras haber sufrido el covid-19.

Aunque aún no ha retomado sus obligaciones como jefe de Gobierno, Johnson conversó este martes con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con el que convino en continuar la "cooperación" en la lucha contra la pandemia, y se espera que hable con Isabel II por primera vez en tres semanas en los próximos días.

Algún signo positivo en la pandemia

El número de nuevos muertos diarios ha pasado de 449 el lunes a 823 este martes, mientras que en las últimas 24 horas se confirmaron 4.031 nuevos casos de la enfermedad en el Reino Unido.

"Las cifras varían día a día, pero se mantienen altas y continuamos en una situación de peligro que debemos tomar muy en serio", afirmó en una rueda de prensa el asesor médico adjunto de Inglaterra, Jonathan Van-Tam.

Con todo, apuntó que hay algunos datos que llevan al optimismo, como un claro descenso del número de hospitalizados diarios en Londres desde el pasado 10 de abril.

En el resto del país, sin embargo, la curva de ingresos hospitalarios se mantiene plana y aún es pronto para determinar cuándo va a comenzar a caer, recalcó Van-Tam.

Algunos expertos consideran que el Reino Unido superó el pico de muertos diarios el pasado 8 de abril, cuando se registraron 980 fallecidos en hospitales, la mayor cifra diaria hasta ahora.

Los datos "muestran claramente que nuestra posición está mejorando de manera continua, aunque lenta, desde el pico de muertes del 8 de abril, aunque, a juzgar por la experiencia en Italia, este proceso puede ser largo", declaró a la cadena BBC David Spiegelhalter, investigador de la Universidad de Cambridge.

Con todo, las cifras que ofrece diariamente el Gobierno no se corresponden a las últimas 24 horas, sino que pueden incluir muertes registradas días, o incluso semanas atrás, lo que dificulta la tarea de determinar con precisión si se ha pasado el pico de la pandemia a partir de los datos de fallecidos en hospitales.

Esos números no incluyen además los muertos en residencias y hogares, un recuento del que se encarga la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS) en Inglaterra y Gales, y otros organismos en Escocia e Irlanda del Norte.

Mientras, el ministro de Salud, Matt Hancock, ha avanzado que investigadores de la Universidad de Oxford comenzarán a probar en humanos esta semana una posible vacuna contra el COVID-19.

Hancock admite que el proceso de desarrollar una vacuna está lleno de incertidumbres, pero "las ventajas de ser el primer país del mundo que desarrolle una vacuna que tenga éxito son tan enormes" que su Gobierno está respaldando económicamente tanto el proyecto de Oxford como otra investigación del Imperial College London.

El consejero científico del Gobierno británico, Patrick Vallance, ha advertido esta semana de que el proceso de desarrollo de una vacuna puede ser largo, incluso si muestra signos positivos de que puede proteger contra el virus.

"Todas las nuevas vacunas que comienzan a desarrollarse son proyectos a largo plazo. Solo algunas acaban teniendo éxito. Con el coronavirus no será distinto y presenta nuevos retos", advirtió. 

Etiquetas
Comentarios