Despliega el menú
Internacional

Alemania se plantea un test masivo a la población para ver cuánta se ha inmunizado

El Gobierno considera que las personas que han desarrollado anticuerpos podrían volver a su trabajo.

Dos personas caminan por una desierta terminal del aeropuerto de Stuttgart.
Dos personas caminan por una desierta terminal del aeropuerto de Stuttgart.
RONALD WITTEK/EFE

Las autoridades alemanas reflexionan ya sobre las vías para abandonar el modo de crisis en el que se encuentra el país por la pandemia de coronavirus y el paulatino retorno a la normalidad tras el parón que sufren la mayoría de las actividades económicas en el país. Para ello el Gobierno federal prepara un gran estudio para determinar cuántas personas son, entre tanto, inmunes al virus Covid-19 tras sufrir la enfermedad, en muchos casos sin presentar prácticamente síntomas. "A quienes son inmunes se les podría dar una especie de certificado que les permitiría ejercer sus actividades normales sin limitación alguna", dijo el jefe del proyecto, Gérard Krause.

Paralelamente a los cientos de miles de análisis que se realizan ya en Alemania todas las semanas para detectar contagios de este coronavirus con muestras de mucosas en garganta, los expertos a las órdenes de Krause realizarán a partir de abril ingentes cantidades de análisis suplementarios de sangre para comprobar la formación de anticuerpos contra el coronavirus en tandas regulares que posibilitarán conocer el alcance de la pandemia y la reacción de la población a la misma.

Los resultados permitirán determinar quiénes han superado la enfermedad y se han vuelto inmunes y saber si pueden retomar sus actividades normales y abandonar el aislamiento. Si los planes se llevan adelante según lo previsto, los primeros resultados podrían conocerse a finales de abril.

Estudio confidencial

Por otro lado, medio alemanes revelaron este viernes la existencia de un estudio confidencial elaborado por un equipo científico para el Ministerio del Interior que describe varios escenarios posibles para el desarrollo de la epidemia. En el peor de los casos, si el gabinete de Angela Merkel mantuviese una actitud pasiva, más del 70% de la población se vería infectada y más del 80% de los pacientes necesitados de cuidados intensivos. Y con ello habría miles de fallecidos.

El escenario opuesto describe la estricta represión de los nuevos contagios con amplios tests y el aislamiento de los pacientes. Para ello se tienen que montar estaciones móviles para la recogida de pruebas hasta alcanzar unas 100.000 diarias.

El Ministerio de Sanidad calcula que actualmente se realizan 200.000 test semanales en Alemania y que, con el máximo aprovechamiento de todos los laboratorios del país -incluidos los veterinarios-, ese número podrá ser diario a finales de abril. Se trata según fuentes ministeriales de pasar de "hacemos pruebas para confirmar la situación" a "hacemos pruebas para anticiparnos a la situación".

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios