Despliega el menú
Internacional

Suben a 988 los muertos por coronavirus en Irán, que prohíbe fiesta de fuego

Las autoridades iraníes cerraron este lunes los mausoleos del imán Reza, el octavo de los chiíes, en la ciudad de Mashad, y el de su hermana Fatemeh Masumeh en Qom.

El coronavirus da el golpe de gracia a la maltrecha economía iraní
El coronavirus da el golpe de gracia a la maltrecha economía iraní
MARINA VILLÉN

Irán informó este martes de que han muerto otras 135 personas por coronavirus, elevando a 988 la cifra de fallecidos en el país, que prohibió la famosa festividad de esta jornada en torno al fuego de "Charshanbesurí".

Según el Ministerio de Salud, en las últimas 24 horas se confirmaron 1.178 nuevos casos de contagio, con lo que el total sube a 16.169, mientras que hasta ahora 5.389 enfermos se han recuperado.

Ante esta situación, el jefe de la Policía de prevención de Teherán, Keyvan Zahirí, pidió a los ciudadanos que "se queden en sus casas y celebren la fiesta de hoy al lado de los miembros de su familia" para evitar una mayor propagación del coronavirus.

"La policía actuará según la ley ante las personas que celebren el Charshanbesurí", apostilló Zahirí, quien alertó asimismo de los riesgos que entraña esta fiesta como incendios y destrucción de vehículos.

La controvertida festividad del "Charshanbesurí", durante la que es habitual prender hogueras y tirar petardos, es de tradición zoroastriana, la religión dominante en Irán antes de la llegada del islam, y se remonta a unos 1.700 años antes de Cristo.

Además de prohibir esta celebración, las autoridades iraníes cerraron anoche los mausoleos del imán Reza, el octavo de los chiíes, en la ciudad de Mashad, y el de su hermana Fatemeh Masumeh en Qom.

Algunos fieles reaccionaron con enfado y trataron de abrir las puertas por la fuerza, causando daños materiales, unas acciones que fueron duramente criticadas en esta jornada por las autoridades.

También ha comenzado una campaña para inspeccionar y tomar la temperatura a los ciudadanos en las carreteras de entrada y salida de algunas ciudades para detectar casos de coronavirus.

Es habitual en estas fechas que los iraníes viajen coincidiendo con el inicio de las vacaciones del año nuevo del calendario persa, que se celebra el próximo día 20.

El Gobierno, que ha instado a la población a evitar cualquier viaje o desplazamiento "innecesario", también ha establecido controles en aeropuertos y estaciones de tren y autobús. 

Sigue la actualidad sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios