Despliega el menú
Internacional

reino unido

Johnson toma el control absoluto del Gobierno

Modera una remodelación ministerial que iba a ser profunda pero provoca la salida del ministro de Hacienda.

Britain's Prime Minister Boris Johnson arrives at Downing Street in London, Britain February 13, 2020. REUTERS/Toby Melville [[[REUTERS VOCENTO]]] BRITAIN-POLITICS/CABINET
Boris Johnson este jueves.
TOBY MELVILLE

Sajid Javid, hasta este jueves ministro del Tesoro, segundo puesto en el orden de importancia del Gabinete, renunció a seguir en el Gobierno presidido por Boris Johnson por no aceptar la exigencia de que despidiese a sus asesores para que la oficina del primer ministro se coordinase mejor con la del departamento de Hacienda. Una remodelación ministerial menor adquirió gravedad por esa marcha imprevista. Los Gobiernos británicos entran en crisis cuando hay tensión entre los residentes en el número 10 de Downing Street (ahora Johnson) y del número 11 (hasta ahora Javid). Margaret Thatcher cayó poco después de que su ministro de Hacienda, Nigel Lawson, dimitiera por el enfrentamiento con un asesor de la Dama de Hierro sobre su sigiloso mantenimiento de la estabilidad en la paridad con el marco alemán.

La tensión personal entre Tony Blair y Gordon Brown fracturó la coherencia del Gobierno laborista y finalmente terminó en un golpe incruento de Brown para derribar a Blair. La enemistad entre Theresa May y Philip Hamond era uno de los conflictos estelares en su Gabinete caótico. Hay también ejemplos de armonía, como el de John Major y Kenneth Clarke, o David Cameron y George Osborne.

Ha habido varios momentos tensos entre la oficina del primer ministro y la de Javid. El primero fue el más espectacular. El principal asesor de Johnson, Dominic Cummings, despidió a una asesora de Javid sin consultarlo, por haber filtrado supuestamente una información a la prensa sin su permiso, retirándole la acreditación y pidiendo a un policía que la escoltara más allá de la verja de Downing Street.

Javid no era popular entre funcionarios del Tesoro, pero ganó la batalla para no incluir en el programa electoral de Johnson un aumento del gasto que le parecía peligroso para la estabilidad financiera. Será sustituido por Rushi Sunak. Si Javid hizo su fortuna en la banca de inversión de Deutsche Bank, Sunak se la ganó en Goldman Sachs y otros fondos de inversión. Javid votó por la permanencia en UE y Sunak por la marcha.

Tras ganar las elecciones, el pasado 15 de diciembre, los exégetas de Johnson explicaron que tuvo que formar en julio, cuando sustituyó a May, un Gabinete para unir al partido traumatizado por la parálisis y la división en torno al 'brexit'. Una vez culminada la marcha, el 31 de enero, habría una purga de ministros para crear el Gobierno eficaz del próximo quinquenio, explicaban portavoces no identificados.

Debutante poderoso

El asesor Cummings es un estudioso de la teoría y la práctica de las grandes organizaciones, y adelantó reformas profundas, como la formación de un pequeño grupo de ministros coordinadores del Gobierno, fusiones de ministerios, cambios en la relación con altos funcionarios. La idea es enfocar la gobernación hacia la gestión eficiente de proyectos.

Johnson habría descartado cambios de tal profundidad en una administración que ya tiene la extraordinaria tarea de negociar en pocos meses el nuevo tratado con la Unión Europea y de preparar a los departamentos y a la sociedad para un cambio que puede ser brusco, el 31 de diciembre, incluso en el caso de que haya acuerdo. El primer ministro se conformó con un proyecto menor: cambiar a ministros díscolos o incompetentes.

El ya exministro para Irlanda del Norte, Julian Smith, logró en enero que los partidos norirlandeses restaurasen las instituciones de la autonomía compartida, suspendida desde hacía tres años. El contexto lo facilitaba pero aun así la breve trayectoria de Smith ha dejado simpatías en Belfast y en Dublín. Su despido, como el de la ministra de Empresa, Energía y Estrategia Industrial, Andrea Leadsom, se debería a disidencias con el primer ministro.

Lo más grave, la marcha del ministro de Hacienda, se produce en los primeros pasos de un Gobierno con un mandato de cinco años. Sunak apoyó a Johnson en las elecciones al liderazgo conservador y el 'brexit'. Emerge poderoso en el gran teatro de la política, aunque la oposición se mofe de él como "marioneta" del primer ministro. Johnson no puede desprenderse de ministros de Hacienda como si fuesen ministros de Vivienda. Ha nombrado al décimo en diez años. 

Etiquetas
Comentarios