Despliega el menú
Internacional

coronavirus

China cree que la incubación del coronavirus alcance los 24 días

El país asiático, donde este lunes fracasó la vuelta a la actividad laboral, descarta por el momento un cambio en la duración de las cuarentenas.

Un trabajador del metro de Pekín desinfecta un vagón de metro.
Un trabajador del metro de Pekín desinfecta un vagón de metro.
Efe

Después de dos extensiones, las vacaciones por el Año Nuevo Lunar concluyeron este lunes en China para gran parte de la población. No obstante, muchas empresas siguieron las recomendaciones de las autoridades y pidieron a los empleados que pueden trabajar desde sus casas que no acudan a su puesto hasta mediados de mes. El Gobierno quiere propiciar así un regreso escalonado de los 400 millones de migrantes rurales que engrasan la fábrica del mundo y que podrían propagar todavía más el coronavirus 2019-nCoV en su reincorporación al trabajo.

No obstante, el miedo continúa haciendo mella y la mayoría de las grandes ciudades de la segunda potencia mundial amanecieron con muy poca actividad. Aunque el tráfico de superficie y el número de pasajeros de metro fueron sensiblemente mayores que en días anteriores, ambas variables quedaron muy lejos de las que se suelen registrar en una jornada normal, un hecho que hace temer por la economía del gigante asiático. Además, los centros educativos continuarán cerrados hasta próximo aviso, y la mayoría de ferias y de eventos deportivos y de ocio han sido cancelados hasta abril.

Pero Pekín no quiere correr riesgos. Aunque el incremento de nuevos contagios se mantiene estable, la lista de fallecidos continúa aumentando a mayor ritmo: el lunes el coronavirus mató a 97 personas más, elevando el total a 910, de las que 908 han fallecido en China, sobre una cifra de afectados que alcanzaba los 40.653, lo que arroja una tasa de mortalidad del 2,23%. Si la progresión de estos días continúa, este martes China amanecerá con un millar de muertos por la epidemia -de hecho, las autoridades señalaron anoche que se había llegado ya a las 1.011 muertos tras contabilizar 103 nuevos decesos en la provincia de Hube (desde cuya capital, Wuhan se originó la epidemia a mediados de diciembre) y disparaban la cifra de enfermos por encima de los 42.400-. No obstante, según informaciones contrastadas por varias fuentes, 6.484 personas se encontraban en estado crítico entre los infectados aunque, afortunadamente, el grupo de quienes han superado la infección crece a más velocidad y llegaba a 3.578 personas.

Aunque no hay muchas razones para el optimismo. Por si fuese poco, el especialista Zhong Nanshan, que dirige las operaciones para combatir la epidemia, admitió que el periodo de incubación del 2019-nCoV podría ser más largo de lo esperado: 24 días en vez de dos semanas. Sin embargo, China no ha anunciado ningún cambio en las órdenes de cuarentena, que continúan siendo de 14 días. Por su parte, el Reino Unido cuenta ya con ocho casos positivos en su territorio y emitió un comunicado en el que considera al coronavirus una amenaza "seria e inminente" para la salud pública.

En cualquier caso, la consigna del Gobierno chino es mantener la calma. Y para dar la sensación de que el Ejecutivo central ha tomado las riendas de la guerra contra el coronavirus, este lunes reapareció el presidente, Xi Jinping, que llevaba fuera del foco informativo un par de semanas, y visitó un barrio de la capital, Pekín. Protegido con una mascarilla que, supuestamente, no sirve para evitar el contagio, Xi se tomó la temperatura como un ciudadano más y saludó a los vecinos en un breve vídeo propagandístico emitido por la cadena nacional CCTV.

Un niño, en observación

Mientras, en España un niño de siete años se encuentra en observación en el Hospital Universitario de Son Espases, en Mallorca, por posible nuevo contagio de coronavirus. Se trataría del tercer caso después del paciente ingresado en La Gomera y del ciudadano británico aislado en este mismo centro sanitario de la capital balear. Precisamente, tal y como informó el domingo la Dirección de Salud Pública del Govern, el menor mantuvo una relación estrecha con el hombre de origen británico que dio positivo. La mujer e hija pequeña no presentan síntomas. Por su parte, la hija mayor, que tiene una gripe confirmada, evoluciona de manera favorable, con menos fiebre.

Además,este lunes por la noche el Gobierno castellano-leonés informaba de un posible caso en Valladolid. Se trata de una mujer china con "síntomas inespecíficos", aunque compatibles con el virus. Llegó hace poco procedente de Shanghái (China), presentaba una "elevada intoxicación etílica" y no colaboró con los servicios asistenciales a la hora de responder a las preguntas del protocolo, por lo que fue hospitalizada como medida de precaución. No obstante, se encuentra ahora en situación de observación y, por ahora, aislamiento en el centro sanitario, aunque oficialmente no está considerado aún un caso "bajo investigación".

Etiquetas
Comentarios