Despliega el menú
Internacional

coronavirus

China desvela que el coronavirus también se puede contagiar con las heces

Filipinas registra el primer fallecimiento causado por la enfermedad fuera del gigante asiático

Los miembros de un comité vecinal informan de las novedades de la enfermedad en Juijuang, China.
Los miembros de un comité vecinal informan de las novedades de la enfermedad en Juijuang, China.
Thomas Peter/Reuters

Un hombre chino de 44 años se convirtió ayer en Filipinas en la primera víctima mortal del nuevo coronavirus fuera de China. Según informaron las autoridades de la excolonia española, se trata de una persona que aterrizó en Manila el día 21 procedente de Wuhan, ciudad epicentro de la epidemia. Viajaba acompañado de una mujer china seis años menor que él que no ha desarrollado la enfermedad pero que continúa bajo observación.

Como consecuencia de este caso, Filipinas decidió sumarse a la docena de países que prohíben la entrada de viajeros procedentes de China, independientemente de su nacionalidad. La única excepción se hará con los propios filipinos residentes en el gigante asiático, que podrán retornar a su país solo si aceptan someterse a una cuarentena de 14 días, como la que se impone a los repatriados del resto de estados. "Teniendo en cuenta la información disponible y las recomendaciones de expertos sanitarios, el presidente -Rodrigo Duterte- ha aprobado la toma de esta medida de precaución para proteger a los filipinos", explicó el senador Christopher Go.

Mientras, en China continúa el crecimiento exponencial del número de infecciones y de fallecidos por el coronavirus 2019-nCoV. En total, 14.433 personas se habían contagiado hasta anoche, y 304 habían fallecido. Afortunadamente, ayer la cifra de quienes han superado esta neumonía atípica también aumentó y se situó, con 331, por encima de quienes han sucumbido a ella. No obstante, el Gobierno reconoció un dato preocupante: el coronavirus también se puede transmitir por vía digestiva, a través de las heces.

La prensa oficial china informó de que los médicos han encontrado ácido nucleico del virus en las deposiciones de los enfermos que solo sufren diarrea como síntoma de la infección. Además, advirtieron de que el frío no lo mata, y pidieron a la población que no salga a jugar con la nieve, como hicieron algunos en Pekín para celebrar la primera nevada del Año de la Rata. En esta coyuntura, la mayor parte de las localidades chinas se mantuvo ayer desierta. "Es el Año Nuevo más triste, porque lo hemos pasado confinados en casa, pero esperamos que todas las precauciones que estamos tomando nos salven a nosotros y al país", comentó ayer a este diario un hombre de mediana edad apellidado Xu mientras hacía la compra en un supermercado de Shanghái.

Las redes sociales sí que hirvieron con todo tipo de informaciones. Los internautas compartieron sobre todo vídeos y fotografías no verificadas de mascotas lanzadas al vacío desde rascacielos o enterradas vivas para detener la propagación del coronavirus, aunque la Organización Mundial de la Salud ha afirmado que no hay evidencias de que perros y gatos domésticos puedan contagiar a sus dueños.

No obstante, otro animal sí que preocupa, y mucho, en la provincia de Hunan: el pollo. Allí, las autoridades decretaron la emergencia sanitaria por una razón muy distinta: el sábado se confirmó un brote de gripe aviar H5N1. El origen parece ser una granja de la ciudad de Shaoyang, en la que se han sacrificado 4.500 pollos. Para evitar riesgos, el Ayuntamiento decidió ampliar el radio de la medida y matar las 18.000 aves de corral de la localidad, situada muy cerca de la provincia de Hebei, donde se concentra la mayoría de los casos del coronavirus.

Por otro lado está el impacto económico de la crisis sanitaria del coronavirus. China anunció ayer una inyección masiva de liquidez a la economía del país cifrada en 175.000 millones de dólares, con la que se espera mantener estable el mercado de cambio y el sistema bancario. Hoy reabren las bolsas de Shanghái y Shenzhen y podría haber una fuerte bajada en sus parqués.

Etiquetas
Comentarios