Despliega el menú
Internacional

Europa

Puigdemont retiró la solicitud para entrar en Los Verdes/ALE horas antes de una votación que hubiese perdido

Los verdes alemanes argumentan su rechazo en el desacuerdo con su estrategia en Cataluña y en no estar alineado con políticas ecologistas.

Former member of the Catalan government Carles Puigdemont looks on as he attends his first plenary session as member of the European Parliament in Strasbourg, France, January 13, 2020. REUTERS/Vincent Kessler [[[REUTERS VOCENTO]]] SPAIN-POLITICS/CATALONIA-EU
Carles Puigdemont, en una imagen de archivo.
VINCENT KESSLER

El expresidente catalán Carles Puigdemont y el exconseller Toni Comín retiraron su solicitud para entrar en el grupo de Los Verdes/Alianza Libre Europea (ALE) del Parlamento Europeo horas antes de una votación por parte de este grupo que hubiesen perdido porque sólo habían conseguido el apoyo de un tercio de los eurodiputados ecologistas y necesitaban mayoría absoluta.

Por lo tanto, se mantendrán por el momento como eurodiputados 'no inscritos', lo que significa que no podrán beneficiarse de las ventajas que supone pertenecer a uno de los siete grupos que componen el Hemiciclo en esta legislatura.

Puigdemont y Comín comunicaron a Los Verdes su decisión en una carta enviada este martes a sus dos presidentes, la alemana Ska Keller y el belga Philippe Lamberts, y que ERC no conoció la hasta que les fue comunicada por parte de la formación ecologista.

A pesar este paso atrás, el grupo parlamentario han mantenido durante casi dos horas un debate sobre este asunto en el que ha quedado patente la división que ha provocado su solicitud de entrada. Algún eurodiputado de ALE ha llegado, incluso, a plantear una revisión de la relación entre ambos subgrupos, sin llegar a proponer, no obstante, una ruptura.

Solo lograron el apoyo de un tercio de los diputados

Según han informado fuentes parlamentarias, los dos independentistas catalanes sólo han conseguido recabar el apoyo de un tercio de los 74 diputados que forman parte del grupo de cara a una votación en la que necesitaban la mayoría absoluta para ser aceptados.

Así, a los siete eurodiputados de ALE, el subrgrupo integrado por partidos nacionalistas de diferentes países europeos, se han sumado los diputados 'verdes' franceses y checos y algunos eurodiputados 'piratas'. En total, alrededor de 25 apoyos que suponen únicamente un tercio del grupo, insuficientes para superar la votación.

Según han informado fuentes presentes en este debate, la eurodiputada de ERC Diana Riba ha apoyado la entrada de Puigdemont y Comín, mientras que el parlamentario de Catalunya en Comú, Ernest Urtasun, ha defendido la posición contraria. La delegación alemana de Los Verdes, la más numerosa con 25 eurodiputados, también rechazaba su adhesión. 

Los verdes alemanes, en contra de la estrategia de Puigdemont en Cataluña

Su líder, Ska Keller, que ha apuntado en declaraciones a los medios que estaba "claro" que Puigdemont y Comín no iban a conseguir la mayoría necesaria, ha argumentado no sólo que no está "alineado" con las políticas ecologistas, sino además "desacuerdos" con respecto a su "estrategia" en Cataluña.

"Nuestros eurodiputados siempre defienden una estrategia de diálogo, de buscar soluciones, que todo el mundo se siente en la mesa (*) Y con Puigdemont, nuestra impresión es que su estrategia es algo diferente", ha asegurado.

Se ha impuesto, por tanto, la tesis del 'verde' belga Philippe Lamberts, que fue muy duro en una rueda de prensa en la última sesión plenaria de Estrasburgo (Francia) e incluso recomendó a Puigdemont pedir el ingreso en los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), grupo en el que están sus aliados flamencos de la N-VA, pero también Vox. 

Menos tiempo de palabra por no pertenecer a ningún grupo

El fracaso de su estrategia para entrar en Los Verdes/ALE hace que Puigdemont y Comín tengan que continuar como eurodiputados 'no inscritos', lo que significa, en primer lugar, que no tienen acceso a las infraestructuras y recursos que los grupos ponen a disposición de sus eurodiputados.

La desventaja más visible, sin embargo, es que contarán con menos tiempo de palabra en los debates del pleno, puesto que los eurodiputados 'no inscritos' se quedan con el tiempo que queda tras distribuirlo entre los grupos. Además, los escaños Puigdemont y Comín seguirán estando en las últimas filas del Hemiciclo.

Además, los eurodiputados 'no incritos' tiene muy difícil ser nombrados como ponentes de los informes que después se someten a votación, especialmente de los más importantes. De la misma forma, quedan excluidos de las mesas de las comisiones. 

No podrán hacer preguntas orales a la comisión en el pleno

Por otro lado, estos eurodiputados no tienen acceso a las reuniones de las coordinadores de las diferentes comisiones -a no ser que los propios coordinadores lo acuerden- ni tienen voto en la Conferencia de Presidentes, formada por los líderes de cada grupo y por el presidente de la institución.

Finalmente, los eurodiputados sin grupo parlamentario no pueden hacer preguntas orales a la Comisión Europea en las sesiones plenarias y necesitan reunir el apoyo de 40 eurodiputados para presentar enmiendas en las resoluciones.

Etiquetas
Comentarios