Despliega el menú
Internacional

Exonerado un hombre que pasó 25 años preso por un delito sexual que no cometió

Ha ocurrido en el estado de Nueva York. Rafael Ruiz, que entró en prisión en 1984 y no salió hasta 2009, lamenta haber perdido 25 años de su vida por haber insistido en su inocencia rechazando declararse culpable.

Prisión sin fianza para el hombe que agredió sexualmente a su madre septuagenaria
Rafael Ruiz lamentó haber perdido 25 años de su vida en prisión
Heraldo.es

Rafael Ruiz, un hombre de origen latino que fue condenado en 1985 por asalto sexual y que pasó 25 años en prisión por un delito que no cometió, ha sido exonerado este martes de todos los cargos por la corte suprema del estado de Nueva York.

Ruiz entró en prisión por primera vez en 1984 y no salió hasta 2009, año desde el que se encontraba a la espera de los resultados de una nueva investigación realizada conjuntamente por el proyecto Innocence y el programa Conviction Integrity de la oficina del fiscal del distrito del condado de Nueva York.

En un comunicado, Rafael Ruiz lamentó haber perdido 25 años de su vida por haber insistido en su inocencia y haber rechazado declararse culpable.

Inicialmente a Rafael Ruiz le ofrecieron un pacto de año y medio a tres años por el crimen, considerado grave, lo que es una muestra a su juicio de la debilidad de las pruebas presentadas.

"Hoy siento que me he quitado un gran peso de mis hombros y a partir de ahora espero vivir una buena vida de aquí en adelante", manifestó Ruiz, quien fue condenado a entre 8 años y medio y 25 de prisión, que finalmente acabó cumpliendo en su totalidad.

Innocence Project apuntó en el comunicado que es habitual en el sistema judicial que los acusados reciban sentencias más largas por el mismo crimen si deciden ir a juicio que si deciden aceptar un acuerdo de culpabilidad.

El resultado de esto es que mucha gente inocente se inclina a declararse culpable con el objetivo de evitar una sentencia más dura que recibirían de celebrarse un juicio.

La abogada de Innocence Project Seema Saifee aseguró que ahora saben que la policía condujo una investigación inadecuada marcada por procedimientos de identificación "indebidamente sugestivos".

"Esto resultó en la condena de un hombre joven, con recursos limitados que durante todo el tiempo insistió valientemente en que era inocente", señaló Saifee.

A Ruiz lo acusaron de un asalto sexual que ocurrió en la azotea de un edificio de Manhattan en abril de 1984.

Al parecer una mujer testificó que mientras caminaba por el Bronx se encontró con un hombre llamado "Ronnie", un conocido de su novio a quien le habían presentado brevemente en una ocasión anterior y con el que se desplazó hasta el inmueble en Manhattan.

Una vez allí, según la víctima, el asaltante subió al piso 16 y entró en un apartamento para más tarde salir acompañado de otros dos hombres que forzaron a la mujer a subir a la azotea, donde la agredieron sexualmente.

Dos semanas después del crimen, un detective de la policía de Nueva York llevó a la víctima al mismo edificio y le pidió que le indicara de qué apartamento había salido "Ronnie" con los otros dos asaltantes.

El detective llamó a la puerta señalada y fue recibido por un hermano de Ruiz y su cuñada, que, de acuerdo con la declaración del detective en el juicio, dijeron que Rafael Ruiz y otro de sus hermanos habían estado en el apartamento la noche del incidente.

Sin embargo, el informe policial recogía que lo que le había dicho el hermano de Ruiz es que sus hermanos habían estado en el apartamento "en algún momento de aquella semana".

Según Innocence Project, más adelante el detective utilizaría una fotografía de Ruiz junto con las de otras cuatro personas cuyo corte de pelo no coincidía con la descripción del asaltante, que sumado a otras prácticas del mismo tipo sugestionó a la víctima para señalar a la persona equivocada.

Etiquetas
Comentarios