Despliega el menú
Internacional

guinea ecuatorial

Las llamas devoran la catedral de Santa Isabel en Malabo

Diseñada por el español Luis Segarra con supervisión de Gaudí, es uno de los emblemas de la arquitectura colonial. El templo estaba en obras y el siniestro recuerda al que destruyó Notre Dame en abril del año pasado.

Un incendio destruye la catedral Santa Isabel de Malabo, la mayor iglesia católica de Guinea Ecuatorial.
Un incendio destruye parte de la histórica catedral de Santa Isabel de Malabo, la mayor iglesia católica de Guinea Ecuatorial.
Efe

Un incendio de origen desconocido ha destruido buena parte de la catedral Santa Isabel de Malabo, la mayor iglesia católica de Guinea Ecuatorial, considerada un emblema de la arquitectura colonial española. Diseñada por el arquitecto español Luis Segarra Llairadó con supervisión de Antonio Gaudí, el templo de estilo neogótico se construyó entre 1897 y 1916 y es uno de los principales enclave turísticos de la capital de la antigua colonia española. Se edificó gracias a donaciones de feligreses, compañías comerciales y del gobierno español.

"Es una catástrofe. Todo el techo interior desapareció", confirmó a la AFP un bombero sobre los efectos del siniestro, que se desató en la tarde del pasado miércoles. La catedral estaba cerrada al público desde el pasado 7 de enero, cuando se iniciaron obras de renovación, de modo que el siniestro recuerda al que destruyó parcialmente la Catedral de Notre Dame de París en abril del año pasado. Aunque la fachada de la catedral quedó ennegrecida por el humo «no se temen daños estructurales», según el Gobierno ecuatoguineano.

Antes de ser extinguidas, las llamas causaron graves daños en el interior del edificio, arrasado la cubierta y causado el desplome de parte del techo. Aunque se desconocen aún las causas de incendio y se apunte a un cortocircuito, se supone que podrían guardar relación con las labores de renovación en el templo, según AhoraEG, el diario digital ecuatoguineano. Los trabajos de remodelación debían terminar el próximo julio, según la previsión del arzobispo de Malabo, Juan Nsue Edang. El presidente del país africano, Teodoro Obiang, entregó pasado año a la Archidiócesis de Malabo unos tres millones de euros para la rehabilitación del templo.

Santa Isabel se alza en la Avenida de la Independencia, en el centro de Malabo, capital del país situada en la isla de Bioko. El conjunto neogótico destaca por su fachada con una puerta arqueada, flanqueada por dos torres de campanario de cuarenta metros de altura, y su cuerpo de tres naves.

"Lamentamos el terrible incendio que ha afectado a la Catedral de Malabo, monumento emblemático de la capital. Nos solidarizamos con toda la población", se podía leer este jueves en el Twitter la embajada de España en Guinea Ecuatorial.

"El incendio que destruyó la catedral de Santa Isabel nos recuerda cruelmente el que afectó a Notre Dame de París", escribió en otro tuit el personal de la embajada francesa en Malabo

"Nos invade un profundo sentimiento de tristeza al ver las imágenes de la Catedral de Santa Isabel en Malabo, símbolo de la fe más pura del pueblo de Guinea Ecuatorial", lamentó también en Twitter la Embajada de Estados Unidos.

Guinea Ecuatorial es el único país de habla hispana en África Subsahariana. Independiente desde 1968. Teodoro Obiang dirige el país con mano de hierro desde 1979, cuando derrocó a su tío, el dictador Francisco Macías mediante un golpe de Estado y es el presidente que más tiempo lleva en el poder en el mundo. Con 1,2 millones de habitantes y un alto índice de pobreza, el país cambió radicalmente su economía gracias al hallazgo de petróleo en los años noventa del siglo pasado. 

Etiquetas
Comentarios