Despliega el menú
Internacional

esquí

Suiza desplaza a Austria como primera potencia mundial del esquí en 30 años

Daniel Yule venía de ganar el pasado miércoles el eslalon de Madonna di Campiglio y logró este domingo su tercera victoria en Copa del Mundo.

Pista de esquí.
Pista de esquí.
pxhere

Suiza, que este domingo festejó el triunfo ante su afición de Daniel Yule en el eslalon de Adelboden, ha desplazado a Austria como primera potencia mundial del esquí alpino y lidera la Copa de las Naciones, que ganó esta última, de forma ininterrumpida, durante las pasadas treinta temporadas; en una competición -la Copa del Mundo- que de forma individual lideran -por contra- esquiadores de otros dos países: el noruego Henrik Kristoffersen y la estadounidense Mikaela Shiffrin.

Yule, de 26 años, que venía de ganar el pasado miércoles el eslalon de Madonna di Campiglio, logró este domingo su tercera victoria en Copa del Mundo -la segunda del curso-, relegando al segundo puesto en Adelboden a Kristoffersen; tan sólo una jornada después de que otra helvética, Corinne Suter, de 25, estrenase en el descenso de Altenmarkt-Zauchensee (Austria) su casillero de victorias en esta competición. Cuya clasificación por países, la Copa de las Naciones, lidera ahora Suiza con 3.836 puntos, 88 más que Austria.

Y si esa relación no suele llamar excesivamente la atención, salvo a los directamente implicados, es porque lo habitual es que siempre la gane Austria. De 53 posibilidades lo ha hecho en cuarenta, de ellas las últimas treinta: para encontrar otro ganador que no sea Austria, hay que remontarse a la temporada 1988-89, cuando se la anotó, por séptimo año seguido y por octava vez en su historia, Suiza.

A partir de ahí, todas las Copas de las Naciones -competición para la que computan todos los puntos conseguidos a lo largo de un curso por las esquiadoras y los esquiadores de un mismo país- fueron para Austria, segunda en las trece ediciones que dejó de ganarla.

Las otras cinco victorias -que se produjeron en las primeras seis ediciones de un certamen que cumplirá 54- se las anotó Francia.

Durante los últimos treinta años, Suiza ha secundado 18 veces a Austria. Italia fue ocho veces segunda durante los pasados tres decenios; Estados Unidos, dos; y Noruega y Alemania lo fueron una vez.

Aún quedan por disputar más de la mitad de las pruebas del calendario. Y la diferencia es exigua. Pero la noticia es que Austria, que lamenta la retirada de su última gran estrella, Marcel Hirscher -plusmarquista histórico, al ganar de forma seguida las últimas ocho Copas del Mundo, torneo en el que sumó 67 victorias- no ocupa, en estos momentos, el primer puesto mundial en el deporte rey invernal.

A Suiza la ha bastado ganar sólo cinco de las 33 pruebas disputadas (15 de mujeres y 18 de hombres). A las de este fin de semana, logradas por Suter y Yule, añade la de este último en Madonna, hace cuatro días; y las que lograron, en diciembre y en Beaver Creek (EEUU), Marco Odermatt, que ganó el supergigante; y Beat Feuz, vencedor del descenso.

Shiffrin, que a los 24 años lo ha ganado absolutamente todo, camina firme hacia su cuarta Copa del Mundo seguida, en una competición que lidera con tanta holgura que renunció a disputar las pruebas de este fin de semana.

La súper-campeona de Vail (Colorado) encabeza la general con 826 puntos, 261 más que la italiana Federica Brignone, vencedora este domingo de la supercombinada de Altenmarkt. Tercera es la eslovaca Petra Vlhova (513), en una competición en la que Wendy Holdener -segunda esta domingo- es cuarta (367), Michelle Gisin (361), quinta; y Suiza coloca a tres de sus esquiadoras entre las primeras ocho; con Suter -líder de la Copa del Mundo de descenso y tercera en la de supergigante- en octava posición (325).

En hombres, Suiza tampoco ocupa ninguno de los tres puestos de honor: el noruego Kristoffersen comanda con 611 unidades -78 más que el francés Alexis Pinturault y con 92 sobre el noruego Aleksander Aamodt Kilde- la general; en la que Feuz -segundo en la Copa de descenso, a cuatro puntos del italiano Dominik Paris- es sexto (361) y Yule -segundo en eslalon, a 32 de Kristoffersen- noveno (290).

El cuarto puesto de Mauro Caviezel en la clasificación de supergigante masculino -que encabeza el austriaco Vincent Kriechmayr y en la que Odermatt es sexto- y la quinta plaza de Gisin en la de eslalon femenino, dominada una vez más por Shiffrin, colocan, de momento, a Suiza en esta posición de privilegio en el plano internacional del principal deporte de invierno.

Etiquetas
Comentarios