Despliega el menú
Internacional

Impuestos

La 'tasa Google' podría costar 560 millones a las empresas españolas y el Gobierno prevé recaudar hasta 1.200 millones

El Gobierno ha previsto unos ingresos de 1.200 millones al año, aunque la UE lo deja en apenas 546 millones.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
KEVIN LAMARQUE

La llegada de la 'tasa Google' está generando oposición, y no solo en el mundo empresarial. Es preocupante la reacción del Gobierno de EE. UU., donde Trump tras enterarse de que Francia ha aprobado su impuesto a las tecnológicas ha decidido imponer nuevos aranceles a productos importados del país galo por el 100% de su valor. El presidente teme que las grandes empresas estadounidenses (Amazon, Facebook o Google, entre otras) pierdan su actual fuerza.

No es el único que está alerta sobre la aprobación en España de este gravamen del 3% dirigido a las multinacionales que se dedican a la venta de datos del usuario y publicidad online y que facturan más de 3 millones de euros en nuestro país y más de 750 a nivel global. El Ejecutivo confirmó esta semana que su intención, si logra salir de su interinidad, es recuperar el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (conocido como 'tasa Google'), que aunque aprobó en Consejo de Ministros en enero de 2019, su tramitación quedó paralizada por la convocatoria de elecciones.

Así, a pesar de que la OCDE prepara una 'tasa Google' para los 134 países miembros que prevé aprobar en la segunda mitad de 2020, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró que aplicarán su propio impuesto «en cuanto sea posible» y después lo adecuarán al que apruebe la OCDE a nivel global.

Esta idea es rechazada por los expertos de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) porque consideran que la fijación unilateral en España supondrá que las empresas repercutan esta tasa en los consumidores subiendo los precios de sus servicios y productos, lo que a su vez afectará al PIB nacional. Así lo señaló Jorge Onrubia, investigador de la Universidad Complutense de Madrid y asociado a Fedea, que subrayó que las decisiones impositivas sobre la economía digital «no deben adoptarse de forma individual», sino esperar a una solución a nivel europeo.

En un informe realizado conjuntamente con la consultora PwC, los expertos advierten de que la 'tasa Google' puede tener un impacto sobre los beneficios de las empresas españolas entre los 450 y los 562 millones de euros, que repercutirán en los consumidores, que sentirán un impacto de entre 516 y 665 millones de euros. «La unilateralidad hace más probable que Amazon no soporte el impuesto y lo repercuta en usuarios, además nos pone en una situación de desventaja», señaló durante la presentación del informe en Madrid el director de PwC, Jordi Esteve.

El cálculo lo hacen basándose en que el impuesto español se diferencia en dos aspectos del europeo: grava las operaciones intragrupo (que las multinacionales no derive todos sus beneficios a la sede central) y el umbral mínimo de facturación de las empresas afectadas es de 3 millones de euros en España en lugar de 5 millones. El estudio calcula que el impuesto incrementará el coste de las empresas por el uso de las plataformas de venta online en un 3%. Aseguran que en función de la elasticidad-precio de la demanda, una parte del coste lo asumirán los consumidores a través del precio y el resto el propio vendedor, con un incremento del coste. A su vez, la subida del precio hará descender la demandada, dice el informe.

En total, según este cálculo, el impacto en el PIB sumando los efectos directos (menos operaciones de compraventa) y los indirectos (menos consumos intermedios en los sectores afectados), supondría una pérdida de entre 586 y 662 millones al año para la economía.

1.200 millones a Hacienda

Hay que ver si la recaudación del impuesto compensa los inconvenientes generados. El Gobierno ha previsto unos ingresos de 1.200 millones de euros al año, aunque la Unión Europea lo deja en apenas 546 millones (5.000 millones en toda la UE). Por su parte, el informe de PwC sube su estimación de recaudación hasta los 968 millones, que es una cifra similar a la que dio la Autoridad Fiscal (AIReF) en el momento de la aprobación de la 'tasa Google' en Consejo de Ministros hace casi un año.

Hacienda mantiene su intención de aplicar la 'tasa Google' en cuanto haya Gobierno porque a nivel internacional, no se observan grandes avances. Esta misma semana la UE fracasó en su intento de que las multinacionales declaren lo que pagan en cada país después de que el Consejo de la UE rechazara la propuesta presentada por la Comisión en 2016. El plan ha sido tumbado por doce Estados miembros (Luxemburgo, Irlanda o Chipre, que tienen una imposición fiscal más laxa), frente a los favorables a la medida como España, Francia e Italia.

Etiquetas
Comentarios