Despliega el menú
Internacional

cuba

El biólogo Ruiz Urquiola acusa al Gobierno cubano de inocularle el virus del sida

Este activista medioambiental y por los derechos del colectivo gay asegura que tiene pruebas de que las autoridades de Cuba le inocularon el VIH en un hospital.

Un simple análisis de sangre permite detectar el VIH.
An.

Dice haber sido contagiado con el virus VIH en un hospital de Cuba y asegura tener pruebas que lo demuestran. El biólogo cubano con grado de doctor Ariel Ruiz Urquiola, activista medioambiental y por los derechos del colectivo gay, denunció ante varias ONG alemanas que el Gobierno de su país le ha inoculado el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), y espera que éstas puedan llevar su caso a instancias europeas y de la ONU, declaró este lunes a Efe.

En conversación telefónica desde Neuchatel (Suiza), Ruiz Urquiola afirmó que tiene pruebas médicas de que una cepa del virus le fue inoculada en el Hospital provincial Abel Santamaría de Pinar del Río, cuando se encontraba en la fase final de su última huelga de hambre y sed.

"Todas las pruebas están en manos de infectólogos suizos y alemanes", indicó Ruiz Urquiola, quien el pasado 27 de noviembre denunció oficialmente su caso a la Sociedad Internacional para los Derechos Humanos y a la Unión de Gais y Lesbianas de Alemania, ambas con sede en Fráncfort.

Ruiz Urquiola señaló que las dos ONG trabajan en intentar llevar el caso al Tribunal Europeo de Derechos Humanos y a la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, institución esta última que ya denunció con anterioridad que el Gobierno de Cuba le había detenido de forma arbitraria.

El experto afirmó a Efe que tiene la "certeza absoluta" de que el VIH le fue inoculado en el hospital de Pinar del Río, donde le fueron administrados sueros fisiológicos, así como una supuestas inyecciones de glucosa concentrada para tratar la debilidad que padecía durante su huelga de hambre y sed.

Poco más tarde, y dos o tres días después de que se le concediera una licencia para salir de prisión por el Tribunal Provincial de Justicia de Pinar del Río, sufrió síntomas gripales que él al principio sospechó que fueran indicios de una tuberculosis.

Sin embargo, él mismo descubrió mediante análisis que se trataba de una reacción típica de la primera fase de contagio del VIH.

Ruiz Urquiola explicó que él había sido sometido a pruebas de VIH tanto en su última estancia en prisión como después de salir del hospital provincial, dando en los dos casos negativo, pero dio positivo el pasado junio en Suiza, cuando decidió realizar otro control una vez reunido con su pareja, doctor en Medicina.

"Es otro crimen del desgobierno cubano, como el que han cometido también con mi hermana", aseguró el biólogo, quien en el pasado protagonizó otra huelga de hambre y sed para solicitar al Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología de La Habana que tratara el cáncer de su hermana con anticuerpos monoclonales.

Ruiz Urquiola estudiaba desde 2012 el origen y evolución biológica en la Sierra de los Órganos de Cuba, en un proyecto contratado entre las universidades de La Habana y la Humboldt de Berlín.

La universidad habanera le expulsó y boicoiteó su estudio, según contó a Efe, mientras que en la berlinesa tenía proyectado continuar su trabajo junto al profesor Dr. Thomas von Rintelen.

El biólogo, detenido el pasado 11 de mayo en una marcha por los derechos del colectivo LGTBI en La Habana, desconoce si su caso es o no aislado en Cuba, pero afirma que en la isla "existe una estigmatización social" hacia los gais y las personas con virus VIH o enfermas de sida.

"En redes sociales ya hay comentarios de trolls que me acusan de haber cogido el VIH en 'una de mis andanzas' o en la prisión, dado que las relaciones de sodomía también están estigmatizadas por la sociedad cubana", relató.

"No contaban que no hubiera padecido ninguna sintomatología en los 11 meses que estuve en Cuba y menos que detectaría y caracterizaría el VIH de manera científica en Europa", subrayó.

Ruiz Urquiola recordó que en otro régimen comunista, el de Nicolae Ceausescu en Rumanía, hay testimonios de que se practicaron inoculaciones de virus VIH a críticos con el régimen, sobre todo homosexuales, "para aniquilar a la disidencia y generar terror en la población". 

Etiquetas
Comentarios