Despliega el menú
Internacional

reino unido

"Estábamos casi tan cerca de él como la Policía"

Numerosos testigos han presenciado el ataque terrorista ocurrido en el puente de Londres.

Una policía junto a varias personas en el puente de Londres.
Una policía junto a varias personas junto al puente de Londres.
FACUNDO ARRIZABALAGA/EFE

El ataque terrorista ocurrido este viernes en el concurrido puente de Londres fue presenciado por numerosos testigos, que han descrito cómo escucharon varios disparos e incluso presenciaron a la Policía reducir y abatir en plena calle al presunto agresor.

Las autoridades británicas confirmaron que el sospechoso del ataque, en que resultaron heridas varias personas, fue asesinado en la escena del suceso y portaba un artefacto adosado al cuerpo que resultó ser un falso chaleco explosivo.

Más de una docena de coches patrulla y ambulancias han acudido al lugar de los hechos y la Policía, que ha acordonado también el cercano mercado de Borough y sus alrededores, recomienda a la población que evite desplazarse a la zona.

Kirsten Jones viajaba con su bebé en autobús a la hora del incidente y fue una de los testigos que presenciaron más de cerca lo ocurrido, ya que incluso vislumbró el artefacto artificial que el presunto autor llevaba debajo del abrigo.

"Por supuesto, en el autobús, estábamos todos en pánico. Estábamos casi tan cerca de él como la Policía, y él estaba acostado ahí, tirando su abrigo hacia atrás, y la Policía le gritaba y se mantenía alejada de él", relató Jones a la cadena BBC.

Al principio pensó que se trataba de una pelea, pero luego se dio cuenta de que era la Policía la que se enfrentaba a "un hombre alto y barbudo".

Contó que se puso a salvo junto a su hijo detrás de las escaleras del autobús y luego oyó "dos disparos o dos golpes fuertes".

"Creo que fueron disparos, dos golpes fuertes, y también vi una pistola de descarga eléctrica, y luego el chico yacía en el suelo", dijo, tras lo que los agentes advirtieron el chaleco y lo movieron "rápidamente hacia atrás, alejándolo".

Amanda Hunter también se encontraba en un autocar sobre el puente de Londres cuando la sorprendió el suceso.

El autobús "se detuvo de repente y hubo conmoción. Miré por la ventana y vi a estos tres oficiales de policía sobre un hombre. Parecía que había algo en su mano, no estoy cien por cien segura, pero luego uno de los policías le disparó", señaló.

A la hora en que ocurrió el ataque, en torno a las 2.00 GMT, el puente de Londres, que da acceso a la City, el distrito financiero de la capital británica, es una zona muy transitada por turistas y locales que trabajan en las muchas oficinas cercanas.

Por este motivo ha habido un gran número de testigos, que han grabado varios vídeos, que ya circulan por las redes y televisiones, y en los que se ve cómo los agentes se encaran con el presunto agresor.

En una de las grabaciones realizada por un testigo se observa a un hombre en el suelo con el que forcejean dos personas vestidas de paisano, que a su vez están rodeadas por varios policías.

Uno de los implicados, con traje, corbata y abrigo, se aleja poco después de la escena y parece llevar en la mano un cuchillo.

Finalmente, un policía arrastra de la solapa a otro individuo, que parecía estar bloqueando al presunto atacante (vestido completamente de negro), y es entonces cuando los agentes comienzan a disparar contra el sospechoso.

La enfermera Jackie Bensfield, de 32 años, que se dirigía a casa desde el trabajo, describió cómo pidió poder bajar del autobús en el que se encontraba tras escuchar "cinco o seis" disparos.

Al abrirse las puertas y junto al resto de pasajeros corrió "como una loca" para escapar de la escena.

Connor Allen, en cambio, conducía su camioneta por el puente cuando fue evacuado por las fuerzas de seguridad.

"Todos empezaron a correr, escuchamos estos estallidos y eso fue todo. Salimos de la camioneta y comenzamos a correr", rememoró.

Asesinato de Echeverría

Muchos de los afectados coincidieron en recordar que el incidente les trasladó de inmediato al ataque perpetrado en el mismo puente y el mercado de Borough en 2017, en que fue asesinado el español Ignacio Echeverría cuando trataba de ayudar a otras víctimas contraatacando con su monopatín, por lo que es conocido como "el héroe del monopatín".

En aquella ocasión, tres individuos en una furgoneta blanca comenzaron a atropellar a viandantes. Poco después, a pie, se lanzaron a apuñalar a los peatones y, como resultado, 8 personas murieron y 48 resultaron heridas

Etiquetas
Comentarios