Despliega el menú
Internacional

Soldados chicos dejan los fusiles y cogen las escobas en Hong Kong

Aparecieron por sorpresa para limpiar los escombros que las protestas dejaron en las calles.

Soldados chinos aparecen por sorpresa para limpiar los escombros que las protestas dejaron en las calles de la ciudad.
Soldados chinos aparecen por sorpresa para limpiar los escombros que las protestas dejaron en las calles de la ciudad.

Decenas de soldados del Ejército Popular de Liberación de China (EPL) aparecieron este sábado en algunas calles de Hong Kong ataviados con pantalones cortos y camiseta y portando escobas y recogedores, para participar en las tareas de limpieza de los escombros que han quedado en las calles tras las últimas protestas y que bloqueaban algunas carreteras. 

El plan de las autoridades hongkonesas para reabrir el túnel más importante de la ciudad al tráfico derivó este domingo en nuevos enfrentamientos entre policías y manifestantes, que respondieron al gas lacrimógeno de los antidisturbios lanzando ladrillos y cócteles molotov.

Alrededor de las 10.00 hora local (02.00 GMT), la Policía empleó el gas para dispersar a docenas de manifestantes en las zonas de Tsim Sha Tsui y Hung Hom en Kowloon, poco después de que los manifestantes se encarasen contra una serie de ciudadanos de edad avanzada que intentaban despejar las carreteras.

A las 13.00, el túnel Cross-Harbor, que une Kowloon con la isla de Hong Kong, quedó nuevamente bloqueado y las casetas de peaje dañadas por los manifestantes aún no se han reparado.

Las barricadas han provocado un caos de tráfico generalizado en el centro financiero durante los últimos días, por lo que grupos de voluntarios acudieron a las cercanías de la Universidad Politécnica para limpiar las carreteras de ladrillos y otros objetos.

Esta zona ya vivió el sábado por la noche escenas de tensión con enfrentamientos entre manifestantes y la Policía.

Las improvisadas barricadas fueron creadas por los activistas hace unos días después de que la Policía entrara en al menos cuatro campus universitarios el pasado día 11, primera jornada de una huelga general convocada por los manifestantes.

Aunque la mayoría de las carreteras ya han reabierto, la tensión y la sensación de incertidumbre continúa en Hong Kong, especialmente después de que los activistas anunciasen en Internet que planean continuar con su huelga mañana lunes.

Sus acciones han provocado que las autoridades educativas anunciasen hoy la cancelación de las clases de primara y secundaria.

Los continuos enfrentamientos en los campus también provocaron que varias universidades anunciasen el jueves que daban por finalizado el semestre antes de tiempo ante la continuación de las protestas.

Además, la violencia y los enfrentamientos dejaron el viernes la primera víctima relacionada directamente con las protestas: un trabajador de la limpieza de 70 años, que fue alcanzado en la cabeza por un ladrillo lanzado por manifestantes.

El lunes, día en el que comenzó la huelga que desencadenó la actual crisis, un joven de 21 años recibió un disparo de un policía de tráfico y manifestantes prendieron fuego a un hombre de 57 años que había discutido con ellos y les había afeado su conducta.

La huelga del lunes dejó un total de 128 heridos y 287 detenidos, de los que más del 60 % eran estudiantes, según la Policía.

Las manifestaciones en Hong Kong comenzaron en junio a raíz de un polémico proyecto de ley de extradición, ya retirado por el Gobierno, pero han mutado hasta convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos de Hong Kong y una oposición a la cada vez mayor injerencia de Pekín.

No obstante, algunos manifestantes han optado por tácticas más radicales que la protesta pacífica y los enfrentamientos violentos con la Policía se han convertido en habituales.

Etiquetas
Comentarios