Despliega el menú
Internacional

El Sájarov 2019 recae en la disidencia uigur en China con el catedrático Ilham Tohti

El Parlamento Europeo ha concedido el galardón a este intelectual que fue sentenciado a cadena perpetua en 2014 por cargos relacionados con el separatismo.   

Un tribunal chino condena a cadena perpetua al intelectual uigur Ilham Tohti
Un tribunal chino condena a cadena perpetua al intelectual uigur Ilham Tohti

El Parlamento Europeo (PE) otorgó este jueves su premio Sájarov a la libertad de conciencia al activista por los derechos de la minoría uigur en China Ilham Tohti, un profesor universitario condenado en 2014 a cadena perpetua por cargos relacionados con el separatismo.

"Tohti ha hecho mucho para mejorar el entendimiento entre la minoría uigur y los han (la mayoría) en China y ha sido condenado a prisión de por vida. El Parlamento Europeo expresa su apoyo absoluto a su trabajo y espera que las autoridades chinas le liberen inmediatamente", dijo el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, al anunciar el premio.

La candidatura de Tohti la había promovido el grupo centrista Renovar Europa y finalmente se hizo con el galardón, dotado con 50.000 euros, tras imponerse en el voto final a tres activistas brasileños por los derechos humanos y el medioambiente, incluida Marielle Franco, asesinada en 2018.

Tohti obtuvo los votos adicionales del Partido Popular Europeo, los conservadores y reformistas europeos (ECR) y los Verdes, confirmaron a Efe fuentes parlamentarias.

Inicialmente, los Verdes habían apoyado junto a socialdemócratas y la Izquierda Verde Unitaria a los activistas brasileños pero finalmente se desmarcaron de su propia propuesta para apoyar a Ilham Tohti.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, la copresidenta de los Verdes, Ska Keller, no hizo referencia a este cambio de parecer y se limitó a felicitar al ganador, al que consideró "merecedor" del Sájarov.

Tohti, un catedrático universitario de Economía que según sus defensores promovía el entendimiento entre los uigures de la región de Xinjiang y la mayoría han, ha recibido ya el premio Ennals de derechos humanos, considerado el equivalente el premio Nobel de esta disciplina.

Tohti fue condenado por separatismo por un tribunal de Xinjiang, región noroccidental de la que procede y donde habita la etnia uigur, de religión musulmana, que dice sentirse discriminada en el país frente a los han, la mayoritaria en China.

El profesor había creado una página web para difundir información de la comunidad uigur, en la que fomentaba el entendimiento entre esta etnia y la han y a veces criticaba las políticas del Gobierno en Xinjiang, aunque con una visión moderada.

El grupo Renovar Europa, promotor de su candidatura, celebró en un comunicado que el premio haya recaído en Tohti, si bien el eurodiputado británico Phil Bennion advirtió de que ni siquiera pueden estar seguros de que recibirá la noticia porque ha estado en aislamiento desde 2014 y en los últimos dos años China le ha denegado los derechos de visita.

"Ni siquiera su familia le ha visto desde 2017. Este premio refleja no solo el coraje del propio Tohti, sino el terrible tratamiento del pueblo uigur internado en campos de reeducación", advirtió Bennion.

La ceremonia de entrega del premio se celebrará en la sesión plenaria del Parlamento de diciembre en Estrasburgo, el 18 de ese mes, y aún no se ha confirmado quién recibirá el premio en nombre del activista en prisión.

El Parlamento Europeo concede desde 1988 el premio Sájarov, un galardón nombrado en honor al físico soviético y disidente político Andréi Sájarov.

El premio Sájarov lo han recibido durante los últimos años personalidades como el líder sudafricano Nelson Mandela, la oposición venezolana, la joven activista paquistaní Malala Yousafzai, la plataforma española ¡Basta Ya! u opositores al régimen cubano como las Damas de Blanco o Guillermo Fariñas.

En la última edición, 2018, recayó en el cineasta ucraniano Oleg Sentsov, condenado por la justicia rusa en 2015 a 20 años de cárcel por presuntas actividades terroristas en Crimea.  

Etiquetas
Comentarios