Despliega el menú
Internacional

estados unidos

Trump ordena la retirada total de sus tropas del norte de Siria

El Pentágono ha señalado que algunas de las acciones de las fuerzas turcas "parecen ser" crímenes de guerra.

U.S. President Donald Trump speaks about U.S. energy production and manufacturing at the Shell Pennsylvania Petrochemicals Complex in Monaco, Pennsylvania, U.S. August 13, 2019. REUTERS/Jonathan Ernst [[[REUTERS VOCENTO]]] USA-TRUMP/
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Reuters

El secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, anunció este domingo que el presidente, Donald Trump, ha ordenado la retirada total de las tropas norteamericanas del norte de Siria, zona en la que las fuerzas turcas y los kurdos se enfrentan actualmente. "Anoche hablé con el presidente después de conversar con el resto del equipo de seguridad nacional y me indicó que comenzáramos a retirar deliberadamente las fuerzas del norte de Siria", dijo Esper en una entrevista en el programa dominical "Face the Nation" de la cadena de televisión CBS.

En concreto, Trump ordenó la retirada de los aproximadamente 1.000 soldados estadounidenses que quedaban en el norte de Siria, después de conocer que Turquía tiene la intención de expandir su ataque "más al sur de los planeado originalmente y al oeste", según Esper.

En sus declaraciones, el jefe del Pentágono explicó que hay señales de que las Fuerzas Democráticas Sirias (FSD), la alianza de milicias encabezada por los kurdosirios y que ha sido un importante aliado de Estados Unidos en su combate contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) "está buscando cerrar un acuerdo" con el régimen sirio y el Gobierno ruso para llevar a cabo un contraataque el norte.

El anuncio de esta retirada completa del norte del país llega dos días después de que Esper prometiera en una rueda de prensa que Estados Unidos no "abandonaría" sus socios en la campaña contra el EI. Hoy mismo, las autoridades kurdas afirmaron que 785 extranjeros vinculados al EI han huido tras un ataque al campo de detención de Ain Issa, controlado por las FSD en el noreste del país. 

Las autoridades kurdas han afirmado que han tenido que reducir los efectivos de que disponen para vigilar a los 12.000 yihadistas y alrededor de 70.000 familiares de miembros del EI que afirman tener detenidos en cárceles y centros de detención, para poder defenderse de los turcos.

Por otro lado, Trump anunció este domingo que Estados Unidos va a imponer "poderosas sanciones" contra Turquía, después de hacerse efectiva la incursión turca en la frontera de Siria. El ejército turco comenzó la invasión del norte de Siria el pasado día 9, después de que Estados Unidos, aliado de los kurdos en la guerra contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) anunciara su retirada de la zona ante la inminencia de la operación, lo que ha sido considerado como una "traición" por las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), que lideran los kurdos.

La invasión alcanza la práctica totalidad de los 480 kilómetros de línea fronteriza controlada por los kurdos, especialmente en las localidades de Ras al Ain y Tal Abiad, donde se vienen produciendo constantes bombardeos aéreos y de artillería. 

Pentágono insinúa que Turquía puede haber cometido un crimen de guerra en Siria

Esper también puntualizó que algunas de las acciones de las fuerzas turcas en su incursión en el norte de Siria, iniciada cuando Washington ordenó la retirada de sus tropas en esa zona, "parecen ser" crímenes de guerra. 

"Parecen ser", respondió Esper al ser preguntado en el programa dominical "Face the Nation" de la cadena CBS sobre si algunas de las conductas de Turquía contra las fuerzas kurdas pueden ser catalogadas de crimen de guerra, incluyendo ejecuciones grupales de cautivos kurdos."Es una situación muy terrible allá, una situación causada por los turcos. A pesar de nuestra oposición, decidieron hacer esta incursión ”, defendió el jefe del Pentágono.

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, consideró este domingo que la decisión de retirar las tropas de su país en la zona de conflicto fue "muy inteligente". "Muy inteligente no participar en los intensos combates a lo largo de la frontera turca. Aquellos que nos metieron por error en las guerras de Oriente Medio todavía están presionando para luchar. No tienen idea de la mala decisión que tomaron. ¿Por qué no piden una declaración de guerra?", señaló el mandatario en su cuenta de Twitter.

En este sentido, Esper defendió que el Ejecutivo estadounidense está haciendo "lo que es en interés de los miembros del servicio (militar) para no ponerlos en peligro".

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, pidió este domingo en una conversación telefónica con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, poner fin de inmediato a la ofensiva militar turca en el norte de Siria. La conversación, que tuvo lugar a petición del presidente turco, se centró en la situación en el noreste de Siria tras el inicio de la operación militar turca, informó en un comunicado la viceportavoz del Gobierno alemán Ulrike Demmer.

"La canciller se expresó a favor de poner fin de inmediato a la operación militar" y agregó que "independientemente de los justificados intereses de seguridad de Turquía", la ofensiva amenaza con "conducir a la huida de una gran parte de la población local, a la desestabilización de la región y a un nuevo fortalecimiento del Estado Islámico". Merkel y Erdogan abordaron asimismo la situación en la provincia siria de Idlib y las perforaciones de gas turcas en el Mediterráneo oriental.

Etiquetas
Comentarios