Despliega el menú
Internacional

La Casa Blanca prohíbe declarar sobre el 'impeachment' al embajador de EE. UU. ante la UE

Gordon Sondland habría tenido un papel importante en las supuestas presiones de Trump a Ucrania para que investigase a la familia Biden.

Washington (United States), 16/09/2019.- (FILE) - US President Donald J. Trump speaks to the media before embarking on a West Coast swing from the South Lawn of the White House in Washington, DC USA, 16 September 2019 (reissued 07 October 2019). A US federal judge on 07 October 2019 dismissed a lawsuit by President Trump's lawyers that was aimed at blocking Manhattan district attorney office's subpoena for eight years of Trump's tax returns. (Estados Unidos) EFE/EPA/JIM LO SCALZO Federal judge paves way for a subpoena of eight years of President Trump's tax returns
El presidente de EE. UU., Donald Trump.
Jim Lo Scalzo/Efe

La Casa Blanca ha ordenado al embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland, que no cumpla el requerimiento que le obliga a declarar ante la Cámara de Representantes en el marco de la investigación por el proceso de destitución parlamentaria ('impeachment') contra el presidente del país, Donald Trump.

El testimonio de Sondland tiene especial importancia porque estuvo implicado en la campaña del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para presionar al presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, para que impulsara una investigación sobre el papel en una empresa gasística ucraniana de Hunter Biden, el hijo de Joe Biden.

En concreto, según la prensa norteamericana, Sondland habría hecho gestiones para organizar encuentros del abogado personal de Trump, Rudolph Giuliani, con altos cargos de Ucrania, un país que no forma parte de la Unión Europea y que, por tanto, se sale del ámbito geográfico de su cargo como representante estadounidense ante el bloque.

Sondland es un empresario hotelero que fue elegido por Trump como embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea después de que fuera uno de los donantes de su campaña para las elecciones presidenciales de 2016.

Ante el requerimiento de la Cámara de Representantes para la declaración ante las comisiones correspondientes por la investigación del 'impeachment', la Casa Blanca ha optado por ordenar que no comparezca el embajador ante la Unión Europea, según han contado al diario 'The New York Times' dos fuentes conocedoras del proceso de toma de decisiones.

Según el diario norteamericano, la Casa Blanca se ha decantado por incumplir la obligación de comparecencia parlamentaria, exponiéndose a desatar la ira de los congresistas, en lugar de afrontar las consecuencias que podrían derivarse de su declaración ante una investigación parlamentaria que Trump tacha de ilegítima.

El propio Trump ha dado a entender en Twitter que está implicado en la decisión. "Me encantaría enviar al embajador Sondland, un hombre realmente bueno y un gran estadounidense, a testificar, pero desafortunadamente estaría testificando ante una farsa de juicio totalmente comprometida", ha alegado.

En este sentido, ha dicho que "los derechos republicanos han sido eliminados" y no se tienen en cuenta "hechos reales", como un tuit publicado por Sondland y en el que negó que hubiese "intenciones" ocultas por parte del presidente norteamericano. "'El presidente ha sido claro: no hay 'quid pro quo' de ningún tipo'", ha replicado Trump, quien acto seguido ha añadido: "Eso lo dice todo". 

Una sombra más sobre Trump

Los demócratas en la Cámara de Representantes han advertido en varias ocasiones de que si el Gobierno intenta interferir en la investigación parlamentaria podría considerarse como una obstrucción a la labor de los congresistas, lo que puede ser interpretado como un motivo más para el 'impeachment'.

La oposición demócrata considera a Sondland un testigo clave en el marco de la polémica llamada que realizó el presidente Trump al mandatario de Ucrania, Volodimir Zelenski, el 25 de julio para pedirle el "favor" de que emplazara a la Fiscalía General de Ucrania a investigar a Hunter Biden por su papel como consejero en la empresa gasística ucraniana Burisma.

Los mensajes de texto entregados al Congreso la semana pasada por el exenviado especial de Estados Unidos para Ucrania Kurt Volker ponen de manifiesto que Sondland estuvo implicado en la presión a Ucrania para que pusiera en marcha una investigación sobre Biden y, en concreto, en la redacción de un comunicado que los altos cargos estadounidenses querían que hiciera público Zelenski para comprometerse a investigar a Biden antes de que la Casa Blanca aceptara la visita del mandatario ucraniano para reunirse con Trump en Washington.

Etiquetas
Comentarios