Despliega el menú
Internacional

Despiden al policía que arrestó a una niña de 6 años por una pataleta en la escuela

Ocurrió en el estado de Florida (EE. UU.). El agente arrestó a la pequeña tras portarse mal en el aula y, tras ser esposada, la envió al Centro de Evaluación de Menores en Orlando por agresión.

La pequeña enviada a un centro de detención juvenil después de sufrir una pataleta en una escuela primaria
La pequeña enviada a un centro de detención juvenil después de sufrir una pataleta en una escuela primaria
HA

Un policía que arrestó a dos menores de 6 años, entre ellos una niña que fue esposada y enviada a un centro de detención juvenil después de sufrir una pataleta en una escuela primaria, fue despedido, informó este martes la Policía de Orlando (Florida).

Dennis Turner, agente de la escuela Lucious and Emma Nixon Elementary, fue despedido tras una breve investigación de dos hechos aislados, que resultaron en el arresto de los menores.

"En nombre del Departamento de Policía de Orlando, me disculpo con los niños involucrados y sus familias", declaró en su cuenta de Twitter Orlando Rolón, jefe de Policía de Orlando.

Turner arrestó el jueves pasado a Kaia Rolle tras portarse mal en el aula y hacer una pataleta en las oficinas de la escuela, y la envió al Centro de Evaluación de Menores en Orlando por agresión.

En este centro le tomaron las huellas dactilares y le hicieron las tradicionales fotografías policiales a la pequeña, para incredulidad de su abuela Meralyn Kirkland.

Kirkland excusó el comportamiento de su nieta, que fue liberada y se encuentra en casa con la familia, al asegurar que tiene falta de horas de descanso como consecuencia de una apnea del sueño.

"Ella tiene una condición médica que estamos trabajando para resolver", dijo Kirkland al agente Turner cuando pudo hablar con él. "Entonces él me dice: 'Bueno, yo tengo apnea del sueño y no me comporto así'".

"Como abuelo, puedo entender lo traumático que fue esto para todos los involucrados", expresó Rolón.

Su oficina detalló que Turner detuvo ese mismo día a otro menor, que fue puesto en libertad después de ser procesado en el centro de detención juvenil.

Según la agencia local del orden, antes de que uno de sus oficiales detenga a un menor de 12 años debe recibir aprobación por parte de un supervisor, cosa que Turner nunca hizo.

Entre tanto, la fiscal del estado por el Noveno Circuito, Aramis Ayala, señaló que no presentará cargos contra los niños y que su oficina trabaja para limpiar sus expedientes. 

Etiquetas
Comentarios