Despliega el menú
Internacional

reino unido

Corbyn pide la marcha de Johnson y se prepara para unas elecciones generales

El líder 'tory' asegura que el primer ministro "no es apto para gobernar".

Britain's Labour Party leader Jeremy Corbyn speaks during the Labour party annual conference in Brighton, Britain September 24, 2019. REUTERS/Peter Nicholls [[[REUTERS VOCENTO]]] BRITAIN-POLITICS/LABOUR
Jeremy Corbyn, este martes en Brighton.
Peter Nicholls/Reuters

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, pidió este martes la dimisión del primer ministro, Boris Johnson, y reclamó celebrar elecciones generales "tan pronto" como quede descartado un 'brexit' duro el 31 de octubre.

Corbyn adelantó su discurso ante el congreso anual de su formación en Brighton (sur de Inglaterra) a fin de participar el miércoles en la reanudación del Parlamento, después de que el Tribunal Supremo declarara ilegal la suspensión de las cámaras decretada el pasado agosto por el jefe del Gobierno.

El líder de la oposición aprovechó su intervención para condenar el legado de su rival conservador y posicionarse como futuro primer ministro, al subrayar los radicales proyectos económicos y sociales que aplicaría el laborismo si llegara al poder en unas posibles elecciones anticipadas.

En su discurso ante los militantes, Corbyn insistió en que Johnson "no es apto" para gobernar y debería dejar el cargo, con lo que se convertiría, dijo, en el primer ministro "con el mandato más corto de la historia".

El dirigente 'tory' ya ha indicado que no piensa marcharse y pretende en cambio seguir adelante con su plan de sacar al Reino Unido de la Unión Europea (UE) con o sin pacto en la fecha prevista del 31 de octubre.

"Esta crisis solo puede resolverse con unas elecciones generales", afirmó el socialdemócrata, que recordó no obstante que su prioridad y la de la mayoría del Parlamento es evitar, mediante maniobras legislativas, que el país salga del bloque europeo sin pacto.

Corbyn no aludió a la posibilidad de presentar en la Cámara de los Comunes a corto plazo una moción de censura contra Johnson -para ganarla, necesitaría el respaldo de diputados de otros partidos-, al considerar que lo importante ahora es legislar para bloquear ese 'brexit' duro.

Otros líderes de la oposición, como Ian Blackford, del SNP escocés, han indicado que estarían dispuestos a apoyar una moción una vez se confirme que no hay riesgo de una ruptura no negociada del bloque europeo.

Corbyn declaró ante sus bases que, en unas eventuales elecciones, su formación será la única que permitirá a los británicos "tener la última palabra" en el 'brexit', con un referéndum en el que podrán elegir entre un nuevo acuerdo de salida y la permanencia en el bloque.

Negó las acusaciones de sus detractores de que esta estrategia "es complicada", y subrayó que los laboristas "confían" en la gente y que la única manera de resolver las divisiones por la retirada de la UE es "quitar la decisión de manos de los políticos y dejar que decida" el pueblo.

Durante su discurso, Corbyn desgranó las políticas económicas y sociales que aplicaría si gobierna, que incluyen una semana laboral de cuatro días, más derechos sindicales, abolición de los contratos precarios, nacionalización de algunos servicios públicos y medidas contra la crisis climática.

"Seré un tipo de primer ministro diferente. No estaré allí por una creencia de que he nacido para eso (como los 'tories'), ni por ansias de poder", dijo a los delegados.

"Estaré allí porque quiero poner al Gobierno de vuestro lado. El poder y la riqueza en vuestras manos", proclamó, entre aplausos, el socialista, con vistas a una inminente campaña.

Johnson, que ha perdido su mayoría parlamentaria, ha pedido anteriormente convocar elecciones anticipadas, pero la oposición ha señalado que solo las apoyará una vez se haya descartado el 'brexit' sin tratado bilateral -lo que haría posibles unos comicios a partir de noviembre-.

El primer ministro adelantará su regreso a Londres desde Nueva York para asistir el miércoles a la sesión en los Comunes, convocada por el presidente, John Bercow, después de que el Supremo declarara "ilegal" y "nula" su suspensión entre el 9 de septiembre y el 14 de octubre.

En un fallo histórico, los once jueces de la máxima instancia judicial consideraron unánimemente un abuso de las competencias del Gobierno detener la actividad parlamentaria en vísperas de la salida del país de la UE. 

Etiquetas
Comentarios