Internacional
Suscríbete por 1€

Protestas en Hong Kong

Los manifestantes obligan a cortar una línea del metro de Hong Kong

Algunos manifestantes violentos provocaron daños en estaciones y máquinas expendedoras.

Protestas en el aeropuerto de Hong Kong este domingo
Protestas en el aeropuerto de Hong Kong este domingo
TYRONE SIU/Reuters

La empresa MTR, gestora del metro de Hong Kong, decidió este domingo suspender sus servicios entre la ciudad y el aeropuerto y la AsiaWorld Expo debido a las protestas, en las cuales algunos manifestantes violentos provocaron destrozos en la estación de Tsing Yi.

La radiotelevisión local RTHK informó este domingo de que MTR tomó la decisión en torno a las 13.30 horas local (05.30 hora GMT), después de que se vieran imágenes de vándalos pintando con espray en la estación y tratando de romper las máquinas expendedoras de billetes.

Según la fuente, los manifestantes se marcharon poco después.

Los trenes con destino a la ciudad continúan con su servicio habitual, mientras que los servicios de facturación de las estaciones de Hong Kong y Kowloon fueron suspendidos.

La empresa gestora del metro hongkonés tomó la decisión tras las recomendaciones del gobierno local y las autoridades aeroportuarias.

Éstas últimas han decidido asimismo cerrar el aparcamiento de corta estancia y recomendaron a los viajeros utilizar el transporte público, una parte del cual ha sido ahora suspendido.

Antes de la medida anunciada por MTR, se habían reducido los servicios a un tren cada 20 minutos, en vez de los habituales intervalos de 10 minutos previstos para un domingo por la tarde (GMT+8).

Asimismo, se había requerido a los viajeros que usaran los servicios de facturación en la ciudad que estuvieran en el aeropuerto mínimo dos horas antes del despegue de sus vuelos, en vez de 90 minutos.

La Policía desplegó un gran numero de agentes en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong, uno de los más concurridos de Asia, y solo permitía la entrada a los pasajeros con billetes para este domingo.

Los manifestantes lograron paralizar durante dos días el aeropuerto de la ciudad a mediados de agosto, lo que provocó cientos de cancelaciones de vuelos.

Las protestas comenzaron el pasado mes de marzo como oposición a una polémica propuesta de ley de extradición que, según abogados y activistas, podría haber permitido a Pekín acceder a "fugitivos" refugiados en la excolonia británica.

Las manifestaciones han movilizado desde junio a cientos de miles de personas y han dejado enfrentamientos entre algunos manifestantes violentos y la policía, a la que se ha acusado de abusar de su poder a la hora de disuadir las protestas.

Aunque a principios de julio las autoridades hongkonesas declararon "muerta" esa propuesta de ley, los manifestantes exigen que se retire oficialmente y han ampliado sus demandas con el objetivo de mejorar los mecanismo democráticos de la ciudad y, en definitiva, oponerse al autoritarismo chino.

Por su parte, Pekín asegura que detrás de las protestas existe una "mano negra" y señala a "algunas fuerzas de Estados Unidos" como responsables.

Tras recuperar la soberanía del territorio de manos británicas en 1997, y bajo la fórmula "Un país, dos sistemas", el Gobierno chino se comprometió a mantener la autonomía de Hong Kong y a respetar hasta 2047 una serie de libertades de las que no gozan los ciudadanos de la China continental. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión