Despliega el menú
Internacional

venezuela

"¡Queremos pasar!" el grito desesperado de venezolanos en límite con Ecuador

Con el nuevo requisito de una visa de carácter humanitario el Ejecutivo ecuatoriano busca "regularizar" el éxodo venezolano que llega al país.

Miles de simpatizantes con el Gobierno de Venezuela participan en una manifestación contra el bloqueo de los bienes estatales de Venezuela en suelo estadounidense.
Miles de simpatizantes con el Gobierno de Venezuela participan en una manifestación contra el bloqueo de los bienes estatales de Venezuela en suelo estadounidense.
Miguel Gutiérrez/Efe

Al grito de "¡queremos pasar!", cientos de emigrantes venezolanos bloquearon este lunes un tramo del paso internacional de Rumichaca, frontera de Ecuador y Colombia, para protestar por la negativa de las autoridades ecuatorianas a dejarles entrar en el país si una visa humanitaria especial.

La medida entró en vigor la medianoche pasada y desde entonces se ha reducido a la mínima expresión el ingreso de emigrantes de Venezuela al país, en contraste con los 13.110 que lo hicieron este fin de semana, según el Ministerio del Gobierno ecuatoriano.

Varios jóvenes y familias, así como padres con sus niños de corta edad a los hombros, se colocaron delante de los vehículos que trataban de entrar en suelo colombiano para llamar la atención sobre su situación de impotencia ante la nueva medida dispuesta por Ecuador para poder entrar al país.

La mayor parte de los que protestaba hoy tenían como destino Perú y pese a que el flujo era nulo hoy, el tumulto registrado hacia el mediodía reflejaba que habían quedado grupos rezagados y que mantenían la esperanza de poder ingresar a Ecuador.

Con carpas y sus bártulos de viaje que colocaron frente a los vehículos, los manifestantes recordaron a la Policía ecuatoriana que les bloqueaba el paso, cómo su país dio refugio hace 20 años a miles de ecuatorianos que escapaban de la crisis económica, al tiempo que les reclamaban que les abrieran las fronteras de manera recíproca.

Entre las retenidas del lado colombiano del cruce se encontraba Neira Chacún Ramos, una venezolana que aseguró que tenía a su hija en Perú y nunca pensó que la nueva medida le impediría viajar al país. "Tengo a mi hija allá y eso me da entrada, ella está legalizada allí y cuento con una carta de restitución familiar y viajaba pensando que no iba a tener problema porque simplemente iba a pasar por Ecuador", lamenta esta emigrante al indicar: "Estamos aquí varados sin que nos sellen la entrada".

Su compatriota Sherezade Parra, con residencia peruana y funcionaria pública en ese país, relata con un pequeño en los brazos que solamente viajó a Venezuela a buscar a sus hijos. "Yo hablé con migraciones de Perú y me comunicaron que podría entrar y salir sin ningún problema", y calificó como "ilegal" el que obliguen a la población desplazada "a sacarse una visa por cada país que atraviesa".

Desde por la mañana se habían desplegado en la terminal efectivos antidisturbios para cualquier contingencia que pudiera ocurrir, y por la tarde se les sumaron fuerzas del Ejército ecuatoriano.

Sin embargo, las fuerzas policiales ecuatorianas en el cruce no intervinieron "por respeto a los derechos de los manifestantes" y se mantuvieron a la expectativa, puesto que el bloqueo se produjo técnicamente en la mitad colombiana del puente de Rumichaca, sobre el río Carchi.

Por su parte, los policías colombianos se replegaron 30 metros hacia atrás del límite territorial con el fin de que el diálogo resolviera el contencioso. Autoridades en el cruce confirmaron que se mantenían negociaciones con los manifestantes venezolanos por parte de las autoridades de ambos países.

Edin Moreno, gobernador de la provincia ecuatoriana del Carchi, donde se ubica el cruce, mantuvo una reunión esta tarde con su homólogo del departamento colombiano de Nariño, Camilo Romero, a fin de analizar la situación en el paso y se barajaba la posibilidad de permitir el paso por Ecuador a aquellos que tuvieran legalizada su situación en Perú. Entretanto, la única carretera de acceso al paso de Rumichaca desde Ecuador se encontraba totalmente bloqueada.

Con el nuevo requisito de una visa de carácter humanitario el Ejecutivo ecuatoriano busca "regularizar" el éxodo venezolano que llega al país, buena parte del cual se desplaza hacia Perú, que también impuso una medida similar hace dos meses.

La Cancillería ecuatoriana ha informado de que "está trabajando en las directrices que faciliten el tránsito" de los venezolanos que deseen ir a Perú y que "necesariamente deberán presentar la visa peruana correspondiente".

En Ecuador las autoridades estiman que más de 300.000 venezolanos se encuentran radicados, cifra que según la ONU podría alcanzar el medio millón si siguiera la tendencia del último año.

Ecuador se sumó este lunes a Perú, Chile y algunos países de Centroamérica que han impuesto restricciones a los venezolanos para ingresar a sus territorios, con el fin regular este flujo migratorio que, según la ONU, supera los 4 millones de personas y se ha convertido en el mayor éxodo en la historia reciente de Latinoamérica.

Etiquetas
Comentarios