Despliega el menú
Internacional

brexit

Merkel aclara que no dio 30 días de plazo a Johnson para solucionar el 'brexit'

Lo que quiso decir la canciller alemana fue que "lo que uno puede conseguir en tres o dos años, también lo puede alcanzar en 30 días".

German Chancellor Angela Merkel attends a joint news conference with Dutch Prime Minister Mark Rutte in The Hague, Netherlands, August 22, 2019. REUTERS/Piroschka van de Wouw [[[REUTERS VOCENTO]]] CLIMATECHANGE-NETHERLANDS/GERMANY
La canciller alemana, Angela Merkel.
Reuters

La canciller alemana, Angela Merkel, aclaró este jueves que no dio un plazo de 30 días al Reino Unido para solucionar el bloqueo en el acuerdo del 'brexit' y aseguró que "era una forma de subrayar el hecho de que queda poco tiempo" hasta el 31 de octubre, fecha prevista para la salida británica de la UE.

En una comparecencia este miércoles junto con el primer ministro británico, Boris Johnson, Merkel había dado a entender que daba un plazo máximo de un mes a Londres para alcanzar un acuerdo al afirmar que "es algo que podemos tardar dos años en resolver, pero que también podemos resolver en 30 días".

Sin embargo, en una rueda de prensa este jueves en La Haya, Merkel explicó que lo que quiso decir el miércoles fue que "lo que uno puede conseguir en tres o dos años, también lo puede alcanzar en 30 días. O mejor dicho, se puede decir que lo puede alcanzar hasta el 31 de octubre".

"No se trata de 30 días. Los 30 días eran una forma de hablar para subrayar el hecho de que necesitamos alcanzarlo en muy poco tiempo porque el Reino Unido ha dicho que quiere abandonar la Unión Europea el 31 de octubre. Hasta entonces, tenemos que trabajar en ello, si la voluntad de lograrlo (un acuerdo) existe en ambos lados", añadió.

El principal obstáculo que debe solucionarse en las próximas semanas para alcanzar un acuerdo antes del 31 de octubre es la fórmula para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda, ya que Johnson rechaza el plan de salvaguarda que había acordado Bruselas con su predecesora, Theresa May, en 2018.

Londres ve en esta cláusula un intento de mantener al Reino Unido en la unión aduanera comunitaria contra su voluntad y un impedimento para desarrollar su propia política comercial tras el 'brexit'.

La UE, por el contrario, la considera indispensable para garantizar que no vuelve a cerrarse la frontera en el Úlster y para mantener los acuerdos de Paz del Viernes Santo (1998).

Etiquetas
Comentarios