Despliega el menú
Internacional

internacional

El Gobierno de Hong Kong lamenta la campaña "exagerada" de manifestantes para buscar apoyos internacionales

Se han publicado diversos anuncios en periódicos de todo el mundo, entre ellos, en uno español. 

Nueva manifestación en Hong Kong en pos de la democracia.
Nueva manifestación en Hong Kong en pos de la democracia.
Jerome Favre

El Gobierno de Hong Kong denunció este jueves que una campaña impulsada por manifestantes para buscar apoyos internacionales ante las protestas que se han sucedido durante semanas en la ciudad se basa en una "enorme exageración" de la situación en esta región autónoma.

Esta fue la respuesta de las autoridades locales a la publicación de 18 anuncios en 13 periódicos internacionales entre el pasado martes y el próximo día 30, una campaña impulsada por dos grupos de manifestantes, uno de los cuales ya había llevado a cabo una iniciativa similar en junio.

Entre los medios en los que aparecieron estos anuncios a página completa figuran el 'New York Times' estadounidense, el 'Frankfurter Allgemeine' alemán, el español 'El Mundo' o el francés 'Le Monde'.

El Ejecutivo local, que considera que la campaña busca "difamar a Hong Kong", aseguró que "las afirmaciones hechas en esos anuncios son una enorme exageración diseñada para ofrecer una imagen errónea de Hong Kong". En opinión de las autoridades, la denuncia de que los derechos y libertades de los hongkoneses están siendo amenazados es infundada, y aseguran que "la libertad de protesta y de prensa están vivas y coleando", utilizando como ejemplo el hecho de que la Policía ha permitido 100 de las 125 manifestaciones convocadas desde junio.

"Hong Kong se ha visto gravemente afectada por protestas violentas orquestadas por un grupo de agitadores acérrimos empeñados en destruir los mismísimos cimientos de nuestra ciudad, incluso atacando a quienes no están de acuerdo con ellos. Eso no son protestas pacíficas y ordenadas", denuncia el documento.

Esta imagen es muy contraria a la mostrada en la campaña de anuncios en medios internacionales, en la que los manifestantes piden a los lectores que "no dejen caer a Hong Kong" y que les ayuden a que sean escuchados en el mundo, ya que es su "última oportunidad para ser libres".

"La que ha sido una de las metrópolis más seguras del mundo está desapareciendo. Desde que el pasado junio comenzaron las protestas (...), las elevadas cotas de autonomía y libertad han ido erosionándose de una forma inaudita", aseguran antes de defender que se han manifestado "pacíficamente de todas las formas posibles".

La versión en español del anuncio denuncia la brutalidad policial y acusa al Gobierno local de haberse convertido en un "aparato represivo": "Así es como actúan los gobiernos ilegítimos para intimidar a la oposición y que no proteste".

Las multitudinarias protestas en Hong Kong se han sucedido desde principios de junio.

En un principio, las manifestaciones mostraban su rechazo a un proyecto de ley de extradición presentado por las autoridades locales, que permitiría la entrega de sospechosos a jurisdicciones sin acuerdos previos como la China continental, algo que los opositores al texto consideran como el fin de las garantías judiciales que ofrece el sistema hongkonés.

No obstante, las protestas han ido evolucionando hacia demandas más amplias sobre los mecanismos democráticos de la ciudad y hacia el rechazo a la creciente influencia de Pekín en los asuntos locales.

Bajo el modelo "Un país, dos sistemas", el Gobierno chino se comprometió a salvaguardar la autonomía de Hong Kong y a respetar una serie de libertades de las que no gozan los ciudadanos de la China continental hasta 2047, tras recuperar la soberanía del territorio de manos británicas.

Etiquetas
Comentarios