Internacional

EE. UU.

Detenido tras decir que le gustaría matar a unas 100 personas para batir un récord

Envió mensajes a su exnovia comentando la posibilidad de disparar contra una multitud.

Al menos nueve personas han fallecido en el tiroteo ocurrido en Dayton (Ohio).
Pruebas policiales tras un tiroteo ocurrido en Dayton (Ohio).
Agencias

Un hombre fue arrestado en el condado Volusia, en el centro de Florida, tras decir a su exnovia por mensajes de texto que le gustaría disparar a una multitud y matar a un "récord" de unas cien personas.

La Oficina del Alguacil del condado de Volusia, señalo este sábado que Tristan Scott Wix, de 25 años, arrestado la noche del viernes, está perturbado y se ajusta al perfil de un asesino.

Los oficiales, que felicitaron a su exnovia, señalaron que durante el interrogatorio, Wix habló de él mismo en tercera persona y se mostró fascinado con los tiroteos masivos, aunque dijo no tener armas.

En los mensajes, divulgados por la oficina del alguacil, Wix escribió que estaba dispuesto a morir mientras cometía un tiroteo masivo y esperaba que alguien lo ayudara.

"Quiero abrir fuego contra una gran multitud de personas a más de tres millas de distancia antes de morir y necesito un observador", escribió.

Wix, que fue arrestado en un estacionamiento de un supermercado en Daytona Beach Shores, dijo que "quisiera romper un récord mundial de muertes jamás vista".

"Cien asesinatos estaría bien. Ya tengo una ubicación (riendo emoji con cara de llanto)".

"No estoy loco, solo quiero morir y quiero divertirme haciéndolo", expresó.

En los mensajes, Wix, que está acusado de amenazar con cometer un tiroteo masivo, también señala que decirlo no es lo mismo que hacerlo.

"Si le dijeras a alguien, yo digo que quiero hacerlo y pensar en ello no es lo mismo que hacerlo realmente jajaja", dice en otro mensaje.

El condado Volusia está al norte de la ciudad de Orlando, donde en 2016 el guardia privado Omar Mateen irrumpió en un bar gay y mató a 49 personas que participaban de una fiesta latina, en su mayoría puertorriqueños.

Otras 31 personas murieron hace dos fines de semana en Estados Unidos, en un lapso de menos de 24 horas, por los disparos de dos hombres blancos que abrieron fuego contra los vecinos que compraban en un centro comercial de El Paso (Texas) y que se divertían en una zona de ocio de Dayton (Ohio).

Etiquetas
Comentarios