Internacional

Marruecos

Los pantalones cortos salen a la calle en Marruecos para combatir el discurso extremista

Decenas de personas se manifestaron este sábado en Casablanca para respaldar a las turistas belgas que fueron amenazadas por llevar pantalón corto.

Marroquíes se manifiestan en pantalón corto contra el discurso extremista
Marroquíes se manifiestan en pantalón corto contra el discurso extremista
Efe

Decenas de marroquíes se manifestaron este sábado en la ciudad de Casablanca, a unos 100 kilómetros de Rabat, vestidas con pantalones cortos en solidaridad con las voluntarias belgas que fueron amenazadas de muerte por llevar pantalones cortos.

"Yes we short" fue el lema de la iniciativa que movilizó a decenas de personas que se congregaron cerca del paseo marítimo de la playa de Ain Diab para expresar su solidaridad y agradecimiento a las jóvenes belgas.

El promotor de la iniciativa convocada hace dos días en las redes sociales, el abogado Mourad Elajouti, explicó que la marcha tiene como fin enviar un mensaje "a las personas que nos quieren imponer un pensamiento único y extremo", e insistió en que Marruecos "es un país de tolerancia y convivencia".

Mujeres y hombres de diferentes edades acudieron a la marcha vestidos de pantalones y vestidos cortos, aunque no faltaban otros tipos de ropa, mientras coreaban todos lemas como: "nos vestimos como queramos", "chilaba (túnica larga) o short, no es asunto vuestro", o "no al oscurantismo".

La marcha fue apoyada también por varias organizaciones como la ONG cultural "Maghrib al Anwar (Marruecos de las Luces)" y el Club de Abogados.

"Hemos constatado en la actualidad que da igual lo que llevamos de ropa en la calle; nos molestan", dijo Safa, una joven de 18 años que acudió a la manifestación acompañada de su madre, ambas vestidas en pantalones cortos.

Otra ciudadana, Hakima de 60 años, subrayó que participó en la marcha para lanzar un llamamiento sobre "el respeto y la apertura hacia el otro sin prejuicios".

"Me acuerdo que en el pasado mi madre y mi tía llevaban minifaldas y ropa ligera, y esto no suponía ningún problema", lamentó Hakima.

La manifestación de hoy se suma a una campaña de solidaridad en las redes sociales y gestos de gratitud expresados en todo el país magrebí en solidaridad con las voluntarias belgas que fueron criticadas por su forma de vestirse.

Un grupo de 37 turistas y voluntarios de nacionalidad belga, entre 15 y 27 años, aparecieron la semana pasada en un vídeo mientras participaban, con activistas de asociaciones marroquíes, en la restauración de una carretera en la población de Tazamurt, ubicada en la provincia sureña de Tarudant.

Las imágenes de las jóvenes vestidas de pantalones cortos mientras trabajaban en las obras creó polémica.

En reacción al vídeo, un profesor de primaria incitó en Facebook a decapitar a las voluntarias europeas como "una lección" para las mujeres extranjeras que no respetan la manera de vestir islámica cuando visitan Marruecos.

El profesor fue inmediatamente arrestado y acusado de apología de terrorismo.

También creó indignación el comentario de un diputado del islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD) quien a su vez criticó la forma de vestirse de las belgas, antes de retirar su comentario y presentar excusas a las turistas.

Etiquetas
Comentarios