Despliega el menú
Internacional

Heraldo Saludable

salud

Hasta 57 españoles, en la zona afectada por ébola en la República Democrática del Congo

Esta semana, la Organización Mundial de la Salud ha declarado la zona en emergencia sanitaria. 

Hydra González, una de las españolas que se encuentra en la RDC.
Hydra González, una de las españolas que se encuentra en la RDC.
Nicolás Esteban

Cincuenta y siete españoles se encuentran en zonas afectadas por el brote de ébola en la República Democrática del Congo, declarado hace un año pero que la OMS ha convertido en una emergencia sanitaria esta semana, algunos de ellos cooperantes de Médicos del Mundo que han ido a combatirlo.

Como Hydra González Gutiérrez, coordinadora médica de esta ONG en la República Democrática del Congo, que llegó hace un mes al país y que ha explicado que confía en que tras la declaración de la OMS se mejore la coordinación en la lucha contra el ébola, que se ha convertido en emergencia al detectarse un caso muy cerca de la frontera con Ruanda.

Según han concretado fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, de los 57 españoles que están en regiones afectadas por ese brote, 29 viven en Kivu Norte, 3 en Ituri y 25 en Goma, y explican que la embajada española en la capital del país -Kinshasa- realiza llamadas periódicas a todos ellos para estar al tanto de su situación.

En concreto, la decisión de la OMS se produce tras el caso confirmado de ébola en la ciudad de Goma, capital de la provincia de Kivu Norte, localizada a 350 kilómetros de lo que hasta ahora es el epicentro de ese brote y a escasos 20 kilómetros de Ruanda.

A través de una conversación telefónica, la médica canaria, que se encuentra en Butembo, una de las ciudades más azotadas por la epidemia, opina que declaraciones como la de la OMS "llenan durante unos días los titulares de periódicos y medios de comunicación y luego quedan en el olvido; es noticia cuando algún expatriado español se contamina y se le traslada a Europa".

"Es el momento de estar aquí y coordinar la lucha contra el ébola", asegura la responsable de esta ONG en la región, que se ha desplazado para ejecutar un convenio de la Cooperación Española de refuerzo en la atención sanitaria de emergencia para abordar, entre otros aspectos, el brote de ébola.

El personal sanitario de Médicos del Mundo, que por el momento trabaja en Butembo y Katwa, no descarta desplazarse en los próximos días hacia otra región si se expandiera la epidemia.

"Llevamos poco tiempo en terreno, pero la preocupación de la población es el miedo a que se cierren los mercados y quedarse aislados porque aquí hay un comercio continuo", señala la cooperante en relación al acuerdo de no restringir viajes o comercio porque se ha estimado que en lugar de ayudar a la contención del virus podría tener un terrible impacto en la economía del país.

Hydra González ha explicado que todas las personas que trabajan con poblaciones se han vacunado. "Estás tres días un poco mal, como si pasaras una malaria, pero es una vacuna que ha demostrado un gran eficacia".

También Nicolás Esteban Hermida, del Servicio Jesuita a Migrantes, que desarrolla proyectos educativos en este país va a vacunarse. Cuenta que se toman precauciones cada día, como lavarse las manos con cloro y tomarse la temperatura. "Son controles rudimentarios y sabemos que el cloro no mata el ébola porque tiene que tener el 95 por ciento de alcohol". "En los últimos días ves menos gente en los bares, en general percibes que se intenta evitar aglomeraciones, pero la vida sigue su curso normal tras la declaración de la OMS".

Este cooperante relata que seguirá trabajando en sus proyectos y que si suben los niveles de la epidemia ya decidirá si abandona el país. Reconoce que entre el grupo de españoles se habla del tema, sobre todo tras el caso que llegó a Goma, una ciudad grande, lo que dificulta que se localicen los contactos con los que ha estado una persona infectada para acorralar su expansión.

Nicolás, canario de nacimiento y afincado en Pontevedra, desarrolla a través de la ONG jesuita proyectos de Educación, ayuda sicosocial y de género con mujeres y niños, en la provincia del Kivu norte (Mweso, Sake y Masisi) y en Kivu sur (Minova).

Etiquetas
Comentarios