Despliega el menú
Internacional

Internacional

Trump hace historia y pisa Corea del Norte

El presidente de Estados Unidos ha acudido a la frontera intercoreana con el presidente de Corea del Sur para reunirse con Kim Jong-un.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se ha visto en la frontera intercoreana con el líder norcoreano, Kim Jong-un, un breve encuentro cargado de simbolismo histórico y destinado a reactivar el diálogo entre las dos Coreas.

Es la primera vez que líderes de Estados Unidos y Corea del Norte se reúnen en esta frontera y además Trump ha cruzado la línea divisoria y se ha convertido en el primer presidente estadounidense que pisa jamás territorio norcoreano. 

"Me alegro de verle de nuevo. No esperaba verle jamás en este lugar", ha dicho Kim tras saludarse con un apretón de manos.

Al término del encuentro, Trump ha dicho que ambos países comenzarán a celebrar reuniones de trabajo "en las próximas dos o tres semanas" sobre el proceso de desnuclearización. "Lo que va a pasar es que en las próximas dos o tres semanas van a empezar a trabajar los equipos", ha informado el presidente estadounidense tras concluir su encuentro a puerta cerrada con Kim, el cual ha durado unos 50 minutos.

El líder norcoreano, por su parte, ha asegurado que este encuentro en la frontera "se trata un momento histórico que pretende poner fin al conflicto en la península" coreana.

Kim ha calificado el gesto de Trump de "valiente", poco después de que el mandatario de EEUU dijese que va a invitar al líder norcoreano a visitar Washington.

"Le voy a invitar ahora mismo a la Casa Blanca", ha dicho Trump tras encontrarse con Kim en la frontera y momentos antes de que ambos iniciaran una reunión privada junto a la línea divisoria.

Tras esta invitación, ambos gobernantes han entrado a una sala para celebrar una cumbre informal, en el lado surcoreano de la frontera, en un edificio conocido como Freedom House.

Antes de encontrarse con el líder norcoreano, Trump se había encontrado con la zona desmilitarizada que separa las dos Coreas con Moon Jae-in, el presidente de Corea del Sur. Donde ha visitado primero un mirador desde el que poder observar la zona desmilitarizada y después se ha reunido con las tropas estadounidenses desplegadas en la zona. 

A continuación, ha sido transportado a la llamada Zona de Seguridad Conjunta (JSA), el único lugar en el que soldados de las dos Coreas se ven las caras y donde el año pasado tuvieron lugar dos cumbres entre Kim y Moon.

Es aquí donde Trump y el líder norcoreano se han encontrado y donde el inquilino de la Casa Blanca ha hecho historia cruzando la divisoria brevemente.

Trump es el cuarto presidente estadounidense que visita la JSA tras Ronald Reagan, George W.Bush y Barack Obama, aunque es el primero en encontrarse ahí con un líder norcoreano y en cruzar la línea divisoria.

Etiquetas
Comentarios