Despliega el menú
Internacional

EE.UU. pasa de sanciones políticas a diplomáticas y crea perspectivas de guerra

Este inicio de sanciones diplomáticas en un futuro próximo, bajo cualquier pretexto puede incluir la totalidad de la diplomacia de Irán y prácticamente crear limitaciones operativas a la República Islámica de Irán.

U.S. President Donald Trump walks to board Air Force One as he departs Washington for travel to the G20 summit in Osaka, Japan from Joint Base Andrews, Maryland, U.S., June 26, 2019. REUTERS/Kevin Lamarque     TPX IMAGES OF THE DAY [[[REUTERS VOCENTO]]] USA-TRUMP/
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Reuters

Las sanciones impuestas por parte de EE.UU. contra Irán se transforman de una complicada guerra económica a una amplia contienda política y diplomática con perspectivas de un enfrentamiento militar en un futuro próximo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el 24 de junio la imposición de sanciones al líder supremo de Irán, Ali Jameneí, y a ocho comandantes iraníes; Asimismo ha anunciado que este fin de semana será también sancionado el Ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

Este inicio de sanciones diplomáticas en un futuro próximo, bajo cualquier pretexto puede incluir la totalidad de la diplomacia de Irán y prácticamente crear limitaciones operativas a la República Islámica de Irán.

Por otra parte los radicales conservadores iraníes no pueden soportar la condena contra Jameneí quién es líder supremo en Irán y religioso para gran parte de la comunidad musulmana chií, y con esta medida EE.UU. de algún modo les crea una pasión para un enfrentamiento militar.

El analista político, Mehdí Motaharnya, explicó a EFE que "al parecer los estadounidenses de modo indirecto están empujando a Irán hacia una guerra, ya que saben que para los conservadores radicales iraníes el refugio en la guerra es la ruta de salida de la situación actual".

"Los estadounidenses con el cierre de las vías diplomáticas y las sanciones contra el líder están incrustando una situación para que la invasión militar se comience por parte de Irán", opinó el analista.

Una guerra militar que el año pasado era solo un tema posible, con la creación del punto sin salida en la diplomacia ha alterado en los últimos meses a Teherán y Washington y la posible guerra se ha transformado a una pasión por ella.

Según Motaharnya "esa pasión en las fuerzas radicales de Irán se expone de modo evidente y se visualiza con su reciente ataque contra el aparato no tripulado estadounidense; mientras EE.UU. oculta esa pasión y avanza según el escenario que ha planteado para no ser iniciador de la guerra".

EE.UU. el año pasado se retiró del pacto nuclear logrado en 2015 entre Irán y las seis grandes potencias mundiales e impuso sanciones al país persa; en la primera ronda el presidente de EEUU, Donald Trump, puso en exención la compra del petroleo iraní para algunos países pero en el mes de abril del presente año ya no renovó esas exenciones.

Las autoridades iraníes amenazaron en varias ocasiones que si no pueden vender su petróleo bloquearán el estrecho de Ormuz, un paso entre Irán y Omán en el golfo Pérsico por el que cruza una quinta parte del petróleo mundial.

La tensión en la zona del golfo Pérsico es elevada desde el mayo, cuando cuatro petroleros fueron saboteados en un puerto emiratí, poco después de que Estados Unidos no renovara las exenciones a la compra de petróleo iraní.

El 20 de junio Irán derribo un dron vigilante estadounidense con la pretensión de que ha violado el espacio territorial y entrado a su país, mientras EEUU asegura que el dron atacado estaba en aguas internacionales.

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, el 26 de junio en declaraciones difundidas por IRNA ha dicho que "la acción estadounidense es provocativa y contraproducente".

Asimismo, el gobierno iraní, dijo esta semana que sus fronteras son sus líneas rojas y que en caso de que este tipo de violaciones se repitan Teherán volverá a reaccionar de modo contundente.

Trump advirtió este martes a Irán de que su país responderá con "una fuerza grande y abrumadora" cualquier ataque contra objetivos estadounidenses.

Tras el derribo iraní del dron estadounidense en el golfo Pérsico, Trump aseguró que había frenado en el último momento un plan de ataque selectivo contra Irán que habría causado unos 150 muertos.

En este sentido el analista político iraní, Mohamad Marandí, dijo que "Trump no ha frenado la guerra por 150 personas, si no por que sabe que entra a un tema que no puede lograr victoria en ello".

Para Marandí entre "Irán y EEUU puede haber un conflicto militar" pero no durará mucho "ya que la respuesta de Irán será mucho más fuerte que el ataque de EEUU".

Aunque muchas opiniones se apoyan en que una guerra en el golfo Pérsico será amplia y con duras consecuencias para toda la región e incluso el mundo.

El general de división del Cuerpo de los Guardianes de la revolución iraní, Gholam Alí Rashid, advirtió esta semana a Estados Unidos de que "en el caso de un conflicto en la región, su alcance y duración no podrá ser gestionado por ningún país".

Etiquetas
Comentarios