Despliega el menú
Internacional

Un estudio descarta que un mismo producto tenga peor calidad en el Este de la UE

Algunos productos con ingredientes distintos sí que se venden con el mismo empaquetado en dos territorios y esto puede ser ilegal.

Un caso podrían ser las varitas de pescado
Las varitas de pescado podrían contener menos porcentaje de pescado
HA

La composición de un mismo producto alimentario en distintos países de la Unión Europea (UE) no refleja diferencias en su calidad entre naciones del Este y el Oeste, aunque algunos productos con ingredientes distintos sí que se venden con el mismo empaquetado en dos territorios y esto puede ser ilegal.

Es la conclusión de un estudio que ha desarrollado el Centro de Investigación Conjunta (JRC) de la Comisión, que recalca que no hay una "tendencia geográfica consistente" en el uso de empaquetados idénticos o similares para productos de composiciones diferentes, pero sí reconoce que se trata de una práctica entre las empresas.

El estudio, iniciado hace un año, comprobó si los productos alimentarios que se ponen a la venta cumplen las leyes europeas de seguridad y de etiquetado, una característica del envasado que no debe inducir a error al consumidor.

De las casi 1.400 muestras de 128 productos analizados en 19 países, un 9 % de ellos se presentaban con el mismo empaquetado en distintos países pese a tener diferentes ingredientes en cada uno de ellos.

En la mayoría de los casos, "la composición coincidía con la forma en la que los productos se presentaban", apunta Bruselas en un comunicado: un 23 % de los productos tenían un empaquetado y composición idénticas y un 27 % mostraban las diferencias en ingredientes entre países a través del etiquetado.

"Es más, la diferencia entre la composición encontrada entre los productos analizados no constituye necesariamente una diferencia en la calidad del producto", señala Bruselas.

El Grupo de Visegrado (República Checa, Eslovaquia, Polonia y Hungría) había reclamado en marzo de 2017 una solución al problema de la llamada "calidad dual" de los alimentos, que se genera cuando un producto envasado o empaquetado de la misma forma tiene peor calidad en un país que en otro dentro del mercado único europeo.

Sería el caso de varitas de pescado con menos porcentaje de pescado o de tés helados con menos extracto de té en unos países que en otros.

Este problema, según el Grupo de Visegrado, afectaría especialmente a los países del Este de la UE.

Así las cosas, el comisario europeo de Educación, Tibor Navracsics, se mostró satisfecho de que el estudio no haya encontrado una división Este-Oeste en cuanto a la calidad de los productos, pero se mostró preocupado con el hecho de que hasta un tercio de los analizados tengan paquetes idénticos o similares en diferentes países aunque sus ingredientes sean diferentes.

El estudio permitirá a las autoridades nacionales de esta materia analizar determinados productos uno a uno para comprobar si estas diferencias de etiquetado pueden ser consideradas engañosas y, por tanto, prohibidas bajo las normativas europeas de consumo.

Etiquetas
Comentarios