Despliega el menú
Internacional

Los aspirantes demócratas presentan un modelo de un EE.UU. alternativo al de Trump

Proteger a los indocumentados es una de las ideas principales.

Democratic 2020 U.S. presidential candidate Senator Bernie Sanders speaks onstage at the Presidential Candidate Forum hosted by NALEO at Telemundo Center in Miami, Florida, U.S., June 21, 2019.  REUTERS/Carlo Allegri [[[REUTERS VOCENTO]]] USA-ELECTION/
El candidato Bernie Sanders.
Reuters

Ocho de los más de veinte aspirantes a la candidatura presidencial demócrata en 2020 esbozaron este viernes sus ideas para un modelo de país distinto al del mandatario de EE.UU., el republicano Donald Trump, con oportunidades y derechos para más personas, incluidos los 11 millones de indocumentados.

Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Amy Klobuchar, Eric Swalwell, Julián Castro, Beto O'Rourke, John Hickenlooper y Pete Buttigieg hablaron en Miami, en un foro organizado por la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (NALEO) en la cadena hispana Telemundo, y coincidieron en defender la necesidad de una reforma migratoria amplia.

Además, rechazaron la inclusión de una pregunta sobre la ciudadanía en el Censo 2020 que puede hacer que los latinos queden infrarrepresentados desde el punto de vista demográfico, lo que significaría, entre otras cosas, menos ayudas para ellos.

Varios de los aspirantes anunciaron que, si el censo se hace con dicha pregunta, no dudarán en emitir órdenes ejecutivas o decretos para que se repita hasta tener un cómputo "completo" y "preciso", en caso de llegar a la Casa Blanca.

El senador Sanders fue el único que instó a pelear ya por la retirada de esa pregunta que, según el alcalde de South Bend (Indiana), Pete Buttigieg, tiene "una motivación racial y política".

Todos los participantes saludaron en español a la audiencia y algunos se atrevieron a construir algunas frases en este idioma, en especial el único latino, Julián Castro, de origen mexicano.

El único que no hizo mención directa a Trump fue el excongresista O'Rourke, quien puso como ejemplo de lo que quiere para el país su propia ciudad, El Paso, que junto Ciudad Juárez forma la "mayor comunidad del hemisferio", con tres millones de personas que, unidas, son más "que la suma de las partes que la forman".

La necesidad de unión en una época de divisionismo impulsado desde el Gobierno fue resaltada por la mayoría de los aspirantes a la candidatura demócrata, que apoyaron también en su mayor parte una subida del salario mínimo a al menos 15 dólares la hora y medidas para aliviar las deudas de los universitarios.

La senadora Amy Klobuchar, que al igual que O'Rourke señaló que el cambio climático es el primer punto de su agenda, indicó que Trump "trata de dividirnos todos los días" y apeló "al sentido de responsabilidad y prosperidad compartidas" como antídoto.

Fue la única que mencionó al expresidente Barack Obama, para decir que Estados Unidos necesita un líder que represente y ayude a todo el país, no solo a los más ricos.

Al respecto, la senadora Elizabeth Warren opinó que la pregunta fundamental que uno debe hacerse es "¿para quién trabaja el gobierno?" y, si es solo para el 2 % más rico, como denunció hace la actual administración, no se logra "un futuro para todos".

Warren indicó que no se trata de castigar a alguien por ser rico, sino de que sus impuestos ayuden a crear oportunidades, y resaltó la necesidad de acabar con el actual sistema en el que hay compañías privadas cuyas ganancias crecen si aumenta el número de inmigrantes detenidos, pues operan los centros donde esta recluido el 73 % de los que aguardan la deportación.

Por su parte, Sanders defendió un país en el que el acceso a la sanidad y la educación sea un derecho, no un privilegio, y aseguró que su plan de crear un sistema de salud universal incluirá a los 11 millones de indocumentados, a los que el "demagogo" Trump ha convertido en "culpables de todos los problemas".

"Hoy les hago una promesa muy simple: proteger a los indocumentados, una reforma migratoria integral, restituir el estatus legal a los 1,8 millones de jóvenes en DACA (programa de Obama para inmigrantes llegados en la infancia). Crear una política humanitaria en la frontera será un tema prioritario de mi agenda", aseveró.

El exgobernador de Colorado John Hickenlooper propuso dar inmediatamente a los indocumentados una visa de diez años con extensiones que les permita trabajar y poder visitar sus países.

Se trata de que "salgan de las sombras y tengan vidas reales", dijo el único de los participantes en el foro que habló de "socialismo", aunque para decir que "no es la solución".

Julián Castro, por su parte, prometió usar su poder ejecutivo para "expandir inmediatamente DACA" y para otorgar un Estatuto de Protección Temporal (TPS) para los venezolanos que han escapado de la crisis en su país y están en Estados Unidos.

Uno solo de los aspirantes habló de la violencia armada y los tiroteos que enlutan con frecuencia Estados Unidos, el congresista Eric Swalwell, quien prometió "prohibir y comprar de nuevo los 15 millones de armas de asalto que pertenecen a los campos de batalla" y están en poder de civiles.

Etiquetas
Comentarios