Internacional

estados unidos

La Justicia de EE. UU. protege el aborto en el estado de Misuri "por ahora"

El tribunal decidió prorrogar la licencia de la única clínica abortista en el estado, que podrá seguir llevando a cabo esta intervención hasta que se celebre la próxima vista, el 4 de junio.

La única clínica de abortos de todo Misuri, un estado del tamaño de Uruguay.
La única clínica de abortos de todo Misuri, un estado del tamaño de Uruguay.
Efe

Un tribunal de Estados Unidos decidió este viernes prorrogar la licencia de la única clínica abortista en el estado de Misuri, que podrá seguir llevando a cabo esta intervención temporalmente hasta que se celebre la próxima vista, el 4 de junio, informó la organización Planned Parenthood.

"Una corte estatal acaba de conceder un permiso que impide temporalmente a Misuri eliminar el acceso al aborto en el estado", anunció en Twitter Planned Parenthood, la mayor red de clínicas de salud sexual y reproductiva del país, que opera la clínica afectada, con sede en San Luis.

La organización destacó que la decisión del juez Michael Stelzer implica que se podrán seguir ofreciendo servicios abortistas en el estado del medio oeste de EE. UU. "por ahora".

La decisión judicial se produce después de que Planned Parenthood denunciara al Gobierno estatal a principios de semana por su decisión de no renovar la licencia de esta clínica, alegando que no cumplía con los requisitos exigidos por la ley para ofrecer este tipo de tratamientos.

Planned Parenthood acusa al Gobierno estatal de modificar constantemente este tipo de requisitos de forma arbitraria y sin atender a razones médicas con el único propósito de dificultar al centro sanitario la renovación de su licencia.

Al margen de estos permisos, en los últimos años Misuri ha regulado hasta tal punto el aborto que en la actualidad la de San Luis es la única clínica que ofrece estos servicios.

Hace justo una semana, el gobernador de Misuri, el republicano Mike Parson, promulgó una ley sobre el aborto que prohíbe la interrupción del embarazo después de la octava semana de gestación.

Esa legislación, que entrará en vigor a finales de agosto si no la frena la Justicia, no contempla excepciones ni siquiera en casos de violación o incesto y se enmarca en una ola de leyes similares en otros estados, como Alabama o Misisipi, cuyo objetivo es provocar que el Tribunal Supremo se replantee la legalización del aborto.

Por este motivo, la directora de Planned Parenthood, Leana Wen, se mostró contenida al celebrar la victoria lograda este viernes por su organización y recordó la delicada situación en que se encuentra el derecho al aborto "en Misuri y en el resto del país". "Esta es una victoria para las mujeres de todo Misuri, pero esta lucha esta lejos de acabar", zanjó Wen.

Aunque el aborto es técnicamente legal en EE. UU. desde 1973, una decisión del Tribunal Supremo en 1992 dio vía libre a los estados para regular la práctica, lo que ha hecho que, en buena parte del país, abortar en el siglo XXI sea más difícil que en el XX.

Etiquetas
Comentarios