Internacional

terrorismo

Encarcelado el joven argelino autor confeso del atentado terrorista de Lyon

Mohamed M., de 24 años, fue inculpado por los cargos de asesinatos terroristas, terrorismo, y fabricación, tenencia y transporte de explosivos, después de que confesase su vinculación con el Estado Islámico. 

Imagen difundida por la policía francesa del sospechoso de poner el paquete bomba en Lyon
Imagen difundida por la policía francesa de Mohamed Hicham M.
FRENCH NATIONAL POLICE / HANDOUT

El argelino Mohamed Hicham M., autor confeso del atentado con un paquete bomba en una calle peatonal del centro de Lyon (este de Francia) que el pasado día 24 causó heridas a 14 personas, fue imputado y encarcelado este viernes.

Mohamed M., de 24 años, fue inculpado al término de su comparecencia ante un juez instructor por los cargos de asesinatos terroristas, terrorismo, y fabricación, tenencia y transporte de explosivos, indicaron a Efe fuentes de la Fiscalía de París.

Durante los interrogatorios, tras negar su implicación en un primer momento, acabó reconociendo haber sido él quien colocó el paquete bomba delante de una panadería en la calle Victor Hugo y también que había jurado lealtad al grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Diversos elementos de prueba recopilados por los investigadores lo vinculan directamente con los hechos, empezando por una traza genética que había dejado en el artefacto, compuesto por entre 250 y 400 gramos de TATP, bolsas de acero, clavos y tornillos, y un detonador a distancia.

Este joven sin antecedentes policiales ni judiciales que se encontraba en situación irregular en Francia, adonde llegó en agosto de 2017 con un visado de turista y que intentó sin éxito matricularse en una facultad de informática, había sido detenido el pasado día 27 en Lyon.

Los policías llegaron hasta él sobre todo a partir de las imágenes de las cámaras de vigilancia en la calle.

En un ordenador que había utilizado hasta finales de 2018 y que se encontró en el domicilio de sus padres en Oullins, localidad a las afueras de Lyon, había búsquedas que mostraban interés por el yihadismo y por la actividad del EI.

También en ese domicilio, las fuerzas del orden requisaron en la cocina una botella de agua oxigenada, otra de ácido clorhídrico, una tercera de amoniaco, una bolsa con pilas o cable eléctrico.

En los contenedores del edificio se hallaron, además, restos de TATP (un explosivo de fabricación casera), cuatro mandos a distancia, circuitos eléctricos, bolas de acero, tornillos o botellas con acetona y ácido clorhídrico, sustancias presentes en el artefacto.

Las pesquisas de los últimos días permitieron determinar que había encargado en una página web un lote de 20 pilas que se corresponden con las utilizadas para confeccionar el artefacto.

Sus padres y uno de sus hermanos, que habían sido detenidos el mismo día que él, quedaron este jueves en libertad sin cargos.

Etiquetas
Comentarios