Internacional

reino unido

Los bulos para lograr el 'brexit' pasan factura a Boris Johnson

El favorito para suceder a Theresa May como líder conservador afronta un proceso judicial por conducta impropia.

El exministro de Asuntos Exteriores británico Boris Johnson.
El exministro de Asuntos Exteriores británico Boris Johnson.
Efe

Las mentiras y exageraciones sobre la contribución británica a las arcas de la Unión Europea están pasando factura a Boris Johnson. El exalcalde de Londres se enfrenta a un proceso judicial por tres presuntos delitos de conducta impropia en el desempeño de cargos públicos durante las campañas del referéndum del 'brexit', en 2016, y de las generales, un año después. Para los abogados del ahora favorito a suceder a la primera ministra, Theresa May, como líder conservador y jefe del Gobierno se trata de una "artimaña política" que intentarán bloquear antes de que llegue a juicio ante un tribunal penal.

Johnson perdió este miércoles el primer asalto en una pugna iniciada por Marcus Ball, un informático que se hartó de los bulos esparcidos por el bando victorioso del 'brexit'. La juez Margot Coleman, del Tribunal de Westminster, dio luz verde al proceso judicial contra el diputado y exministro de Exteriores, en una decisión que se considera sin precedentes.

La magistrada no valoró si la cara más popular de la campaña oficial del 'brexit' exageró o mintió, sin querer o deliberadamente, cuando afirmó en repetidas ocasiones que "enviamos 350 millones de libras a la UE cada semana". La frase se imprimió en el exterior de un autobús y se convirtió en el eslogan más efectivo del plebiscito, junto con la dudosa promesa de que ese dinero se invertiría en el Sistema Público de Salud.

Pero Coleman sí aceptó tramitar la solicitud de la acusación particular para sentar a Johnson en el banquillo de los acusados. "Habiendo considerado todos los factores relevantes, estoy convencida de que este es un caso apropiado para dictar la solicitada citación judicial", declaró la juez. El aspirante a gobernar el país deberá comparecer ante el mismo Tribunal de Westminster, donde su caso se remitirá a un juzgado penal en una fecha aún por determinar.

Ball acusa al parlamentario de "mentir y engañar repetidamente al público británico", cuando ejercía los cargos públicos de alcalde y diputado, sabiendo además que "sus comentarios eran falsos o erróneos". "Cuando los políticos mienten, la democracia muere", argumentó su abogado. La magistrada recuerda en la explicación escrita de su decisión que dichas mentiras "socavan la confianza del público y minan la integridad de los referendos".

En defensa de Johnson, Adrian Darbishire esgrimió el "móvil político" de la acción judicial que, según argumentó, tiene por objetivo "minar el resultado del referéndum". "La solicitud representa un intento, por primera vez en la historia legal inglesa, de utilizar el derecho penal para regular el contenido y la calidad del debate político", sostuvo en argumentos que posiblemente incidirá en las próximas vistas judiciales contra su famoso cliente.

Ball abrió una plataforma digital, Justice Brexit, para recabar apoyos a su causa. Ha lanzado varias campañas de 'crowdfunding' que le han aportado cerca de medio millón de euros en donaciones. Necesitará fondos adicionales para mantener el pulso contra el político conservador. Expertos legales advierten de que quedan obstáculos por delante, entre ellos la posibilidad de que la fiscalía aborte el proceso antes de que arranque la vista judicial sobre las mentiras del referéndum. "Brexit Justice Limited es el producto de una campaña para socavar el resultado del referéndum y prevenir sus consecuencias. lo que persigue en definitiva es el no 'brexit'", alegó la defensa del ex alcalde.

Etiquetas
Comentarios