Despliega el menú
Internacional

La sequía en Somalia pone en riesgo de malnutrición a un millón de niños

En la actualidad, más de 2,6 millones de somalíes han sido desplazados de sus hogares debido a los conflictos armados, la sequía y la inseguridad que siembran grupos yihadistas.

Una madre y su hija a la espera de ayuda humanitaria en Somalia
Una madre y su hija a la espera de ayuda humanitaria en Somalia
EFE

La falta de lluvias tras la temporada húmeda en Somalia, que va de abril a junio, lleva a una inminente sequía que pondrá en riesgo de malnutrición a un millón de niños en el país, según la ONG International Rescue Committee (IRC).

Para finales de año, casi un millón de niños podrían sufrir malnutrición, y de éstos 175.000 estarían en riesgo de malnutrición severa en el país del Cuerno de África, según un comunicado enviado por esta ONG.

Esto se debe a que Somalia aún se está recuperando de la letal sequía de 2017, que fue la principal causa de los desplazamientos de la población ese año e hizo que el número de personas al borde del hambre se multiplicase por diez.

"Incluso si llueve este mes, el daño ya está hecho. La población no ha tenido forma de recuperarse de la devastación (de la última escasez de lluvias) de 2017", explicó el director para Somalia de IRC, Richard Crothers.

A la vulnerabilidad de los habitantes y la falta de refugio causado por los desplazamientos forzosos, se suma que la falta de agua es evidente, según Crothers.

"El punto de partida de la sequía de 2019 es realmente preocupante y sabemos que las cosas se van a poner peor", explicó el director de esta ONG.

El Consejo Noruego de Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés), ya anunció a principios de mes que casi 2,2 millones de personas se encuentran en riesgo de hambruna en Somalia.

De acuerdo con la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la sequía en 2018 durante la tradicional temporada de lluvias de octubre a diciembre aumentó la población en situación de "inseguridad alimentaria" en un 10 %; hasta alcanzar los 1,7 millones.

Esta cifra equivale a más del doble que en el mismo periodo de sequías de 2016 a 2017, y según el NRC, "se espera que alcance los 2,2 millones de personas en el mes de julio".

La falta de lluvias en las dos últimas temporadas húmedas del Cuerno de África se produce después de un periodo de inundaciones y lluvias que azotó al país hace un año.

En la actualidad, más de 2,6 millones de somalíes han sido desplazados de sus hogares debido a los conflictos armados, la sequía y la inseguridad que siembran grupos yihadistas como Al Shabab, afiliado en 2012 a la red internacional de Al Qaeda.

Etiquetas
Comentarios