Despliega el menú
Internacional

papa

El Papa insta a los políticos de Bulgaria a no cerrar "los ojos, el corazón, y la mano" a los inmigrantes

El Estado más pobre de la Unión Europea ha construido en los últimos años cercas con alambres de púas en las fronteras del sur con Turquía, en una valla que supera los 3 kilómetros de altura.

Sofia (Bulgaria), 05/05/2019.- Pope Francis during Regina Coeli, traditional Sunday prayer at Saint Alexander Nevsky Square in Sofia, Bulgaria, 05 May 2019. Pope Francis is visiting Bulgaria and North Macedonia from 05 to 07 May; his 29th Apostolic Journey abroad. (Papa) EFE/EPA/VASSIL DONEV Pope Francis visits Bulgaria
El papa Francisco en su visita de este domingo a Bulgaria.
VASSIL DONEV

El Papa ha instado a los políticos de Bulgaria, uno de los últimos países en construir una valla para impedir la entrada de inmigrantes en la frontera oriental de Europa, a no cerrar "los ojos, el corazón, y la mano" a estas personas.

"Bulgaria debe hacer frente al fenómeno de aquellos que buscan entrar dentro de sus fronteras, para huir de la guerra y los conflictos o la miseria, e intentan alcanzar de cualquier forma las zonas más ricas del continente europeo, para encontrar nuevas oportunidades de existencia o simplemente un refugio seguro", ha considerado el Pontífice.

En su primer discurso en el país, pronunciado ante las autoridades del país en la Plaza Atanas Burov, frente al Palacio Presidencial, Francisco les ha pedido que no cierren "los ojos, ni el corazón, ni la mano a quien llama a su puerta" y les ha recordado que su país "se ha distinguido siempre como un puente entre el este y el oeste, capaz de favorecer el encuentro entre culturas, etnias, civilizaciones y religiones diferentes, que, desde hace siglos, han convivido aquí en paz".

El Estado más pobre de la Unión Europea ha construido en los últimos años cercas con alambres de púas en las fronteras del sur con Turquía, en una valla que supera los 3 kilómetros de altura. Además, su política exterior es conocida por sus duros métodos represivos contra los migrantes. De hecho, fue uno de los países que se negó a firmar el Pacto Migratorio de Naciones Unidas de Marrakech.

En su alocución, el Pontífice ha relacionado la caída de los nacimientos con el intenso flujo migratorio al afirmar que esto ha supuesto "la despoblación y el abandono de tantos pueblos y ciudades". Así ha considerado que un "nuevo invierno demográfico" ha caído como "una cortina de hielo sobre buena parte de Europa", como "consecuencia de una disminución de la confianza en el futuro".

El Papa también ha aprovechado su discurso para invitar a los gobernantes de Bulgaria a "crear las condiciones" para que, sobre todo los jóvenes, no se vean "obligados a emigrar". Y finalmente ha arremetido contra los intentos de instrumentalizar la religión y ha abogado por un impulso del diálogo interreligioso para instaurar "conexiones vitales entre civilizaciones, sensibilidades y tradiciones diferentes, y rechazando toda violencia y coerción".

"De este modo, serán derrotados todos aquellos que buscan por todos los medios manipularla e instrumentalizarla", ha concluido.

Etiquetas
Comentarios