Despliega el menú
Internacional

incendios

La joya del gótico donde fue coronado Napoleón y beatificada Juana de Arco

El monumento, escenario de la aclamada obra literaria de Victor Hugo, ha sido víctima de un incendio que ha conmocionado al mundo al afectar a la gran joya gótica de París.

La catedral de Notre Dame de París, en la que se ha declarado un importante incendio la tarde de este lunes, es el monumento más visitado de Francia, con 13 millones de personas al año, y símbolo de la historia del país en momentos clave.

En su interior han tenido lugar acontecimientos tan importantes como la coronación de Napoleón Bonaparte, la beatificación de Juana de Arco o la coronación de Enrique VI de Inglaterra.

Notre Dame es, junto a la torre Eiffel, uno de los grandes atractivos de la ciudad y una de las obras maestras del arte gótico con más de 800 años de historia.

El obispo de la ciudad Maurice de Sully decidió en 1160 construir una catedral en el estilo de la época y, respaldado por el rey Luis VII, por los notables y por múltiples corporaciones profesionales, las obras comenzaron tres años después, pero tardaron en finalizar algo más de un siglo, en 1272.

Durante un tiempo fue el edificio cristiano más grande del mundo occidental y símbolo de la riqueza y de la potencia de la capital.

Está levantada en el corazón de París, en la Isla de la Ciudad, y pocos metros delante de la fachada se encuentra el kilómetro cero de la red de carreteras radiales de Francia.

Según los estudios arqueológicos realizados, se encuentra ubicada en el mismo lugar donde anteriormente hubo al menos cuatro edificios religiosos diferentes: una iglesia paleocristiana del siglo IV, una basílica de la época merovingia, una catedral de la carolingia y otra románica que se fue destruyendo conforme se levantaba la actual gótica.

Su historia ha estado estrechamente asociada a la de la ciudad y a la de toda Francia, con algunos momentos que han dejado huella.

En 1793, en una de las fases de mayor anticlericalismo de la Revolución Francesa fue transformada en "Templo de la Razón".

Años más tarde, fue el lugar escogido por Napoleón para su coronación en diciembre de 1804 como emperador.

La catedral fue también el escenario de las celebraciones de la liberación de París de los nazis, con un oficio religioso el 26 de agosto de 1944 al que asistió el general Charles de Gaulle, después de descender por los Campos Elíseos entre cientos de miles de personas.

También allí se oficiaron funerales nacionales para personalidades políticas como Charles de Gaulle y los también presidentes Georges Pompidou y François Mitterrand.

El 15 de noviembre de 2015, dos días después de la oleada de atentados yihadistas en París en los que fueron asesinadas 130 personas y varios cientos más fueron heridos, tuvo lugar en Notre Dame una misa en homenaje a las víctimas.

El 6 de junio de 2017, un hombre armado con un martillo agredió a un policía al grito de "¡Esto es por Siria!" junto a la catedral, antes de ser herido por otro agente, en lo que se consideró un atentado terrorista.

Actualmente se estaban realizando obras de restauración, con un costo estimado de 6 millones de euros, que debían prolongarse hasta 2022 y que necesitaron de la instalación de unos enormes andamios que llegaban a 100 metros de altura.

La catedral de Notre Dame es también un emblemático monumento para la literatura. Para el poeta y dramaturgo francés Victor Hugo, Notre Dame es un emplazamiento más en el que desarrollar la acción de su novela. El capricho -para muchos críticos literarios- del francés por que aparezca la gran joya gótica de París y el atractivo que conlleva en sus obras. De hecho, la esencia de uno de sus personajes principales queda intrínsecamente ligada a la construcción de la misma. El jorobado Quasimodo, un engendro castigado por la naturaleza y convertido en un monstruo patizambo, tuerto, sordo y feo, resulta marginado de la sociedad por sus múltiples defectos físicos y únicamente encuentra refugio como campanero de la catedral, oficio que le otorga la oportunidad de continuar su vida aislado en ella. Su propia existencia se justifica por la presencia de la catedral de Notre Dame, pues es allí donde desarrolla en soledad su infancia y juventud, integrándose con la construcción hasta tal punto que, a ojos del autor, si desapareciera Quasimodo irremediablemente se perdería el alma de la catedral.

Hablar de Victor Hugo es pensar en 'Los Miserables' o en el jorobado Quasimodo de 'Notre-Dame de París'. Pero aunque él mismo se definía solo como escritor, también produjo miles de dibujos y cuadros, creando una obra pictórica que influyó luego en el surrealismo y en el arte abstracto, y para la cual, la emblemática catedral fue siempre un claro ejemplo de inspiración. 

El mundo llora la caída del techo de Notre Dame

El incendio ocurrido este lunes en la capital francesa ha conmocionado a gran parte del mundo, que observa impotente las llamas que consumen en estos momentos la aguja central del templo. 

La policía ha acordonado la zona y está desalojando a los numerosos turistas que se encontraban dentro de la catedral.

En la actualidad, Notre Dame es, junto a la basílica del Sagrado Corazón (en el barrio parisino de Montmartre) y el Louvre, uno de los lugares más visitados de París. Según el "balance de visitas culturales de sitios y exposiciones temporales de París", divulgado por el Ayuntamiento de la ciudad, tanto Notre Dame como el Sagrado Corazón registraron las mismas cifras en 2011 y 2012, 13.650.000 la primera y 10.500.000 la segunda.

Etiquetas
Comentarios