Internacional

israel

Israel prepara un plan para enviar a 250.000 colonos a los Altos del Golán sirios

La iniciativa prevé triplicar la población de la ciudad de Katzrin y la creación de dos nuevas ciudades, además de proyectos económicos para crear empleo, infraestructuras de transporte y proyectos turísticos.

Altos del Golán
Perímetro de los Altos del Golán, entre Israel y Siria.
Efe

El Gobierno israelí prepara un plan para la construcción de viviendas para acoger a 250.000 colonos judíos en la región de los Altos del Golán, territorio sirio bajo ocupación militar israelí desde 1967. El territorio fue anexionado por Israel en 1981 y el presidente estadounidense, Donald Trump, lo ha reconocido el pasado 25 de marzo.

La iniciativa impulsa así la colonización de este territorio con la construcción de 30.000 nuevas viviendas antes de 2048, coincidiendo con el centenario de la proclamación del Estado de Israel, según recoge la emisora de radio Katan, filial de la radiotelevisión pública israelí.

La iniciativa prevé triplicar la población de la ciudad de Katzrin y la creación de dos nuevas ciudades, además de proyectos económicos para crear empleo, infraestructura de transporte y proyectos turísticos. Se trata de una colaboración entre el Ministerio de Vivienda, el Consejo Regional del Golán, el Consejo Local de Katsrin y el kibutz de Ur.

OCUPACIÓN MILITAR

Los Altos del Golán son un territorio que Israel arrebató a Siria durante la Guerra de los Seis Días (1967) y se anexionó de forma efectiva en 1981, un movimiento no reconocido por la comunidad internacional, que plasmó su rechazo en una resolución aprobada por unanimidad en el Consejo de Seguridad de la ONU.

La Resolución 497 denuncia la "adquisición de territorio por la fuerza", la califica de "inadmisible" y "exige a Israel, la potencia ocupante, que revoque su decisión de inmediato".

En los Altos del Golán hay unos 20.000 colonos viviendo en más de una treintena de colonias judías, la mayoría en posiciones elevadas, además de 20.000 sirios mayoritariamente drusos. La construcción de asentamientos y la colonización de territorios ocupados militarmente supone un crimen de guerra desde el punto de vista del Derecho Internacional.

El reconocimiento de Estados Unidos de la soberanía israelí sobre el Golán colma otra de las aspiraciones israelíes, después de que el Gobierno de Trump trasladara la Embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, reconociendo así a la Ciudad Santa como capital del país, en contra del consenso internacional sobre la necesidad de que su estatus se acuerde en un eventual diálogo de paz.

Etiquetas
Comentarios