Internacional

política

Dimite el jefe de la patronal argelina, hombre clave en el círculo de Bouteflika

Ali Hadad dejó entrever su compromiso con las exigencias de los millones de argelinos que desde hace más de un mes se manifiestan en la calle.

Judicial officers carry banners and national flags during a protest calling on President Abdelaziz Bouteflika to quit, in Algiers, Algeria March 28, 2019. REUTERS/Ramzi Boudina [[[REUTERS VOCENTO]]] ALGERIA-PROTESTS/BOUTEFLIKA
Protestas contra Bouteflika.
Reuters

El presidente de la patronal argelina (FCE), Ali Hadad, uno de los principales apoyos del presidente del país, Abdelaziz Bouteflika presentó este jueves su dimisión, renuncia que supone un duro golpe para el reducido círculo de poder que sostiene al mandatario.

En una carta enviada a los empresarios, Hadad afirma que tomó la decisión de forma voluntaria y acorde a sus principios éticos y a sus ideales.

"En lo que a mí respecta, deseoso de preservar la cohesión y especialmente la continuidad de nuestra organización, y conforme a mis convicciones, he decidido conscientemente y sin coacción alguna abandonar a partir de hoy la presidencia del Foro de empresarios argelinos", afirmó.

En la misiva, el jefe de los empresarios defendió sus cinco años de mandato y afirmó que la decisión de apoyar la reelección para un quinto mandato del presidente Bouteflika no fue una decisión personal, sino colegiada".

"Desde el principio, nuestra posición ha sido perfectamente coherente con el posicionamiento histórico del FCE respecto a la político y la economía nacional. No es el producto de mis dos términos, aunque lo asumo plenamente", argumentó.

"Una posición derivada de nuestro deseo de consolidar la paz y la estabilidad y la esperanza de emprender un audaz proceso de reforma en beneficio de nuestro país", afirmó.

Al hilo de este argumento, Hadad dejó entrever su compromiso con las exigencias de los millones de argelinos que desde hace más de un mes se manifiestan en la calle cada viernes para exigir la caída del círculo de poder que protege a Bouteflika, al que responsabilizan de la aguda crisis que atraviesa el país.

"La situación histórica actual en nuestro país trae consigo ciertos temores, pero sobre todo, grandes esperanzas de que nuestra sociedad entre en proceso irreversible de fortalecimiento de la democracia y el establecimiento de una nueva república", subrayó el empresario.

Hadad es el primer alto responsable del círculo de Bouteflika que presenta la dimisión desde que el pasado 22 de febrero estallaran la primeras protestas contra la intención del mandatario, de 82 años, de optar a la reelección por quinto mandato consecutivo pese a su grave estado de salud.

Dos días después, fue trasladado a un hospital de Suiza, en el que estuvo ingresado quince día en medio de la incertidumbre y el hermetismo.

Regresó a Argelia el 10 de marzo, sin que se supiera cual era su verdadero estado de salud, y un día después emitió en mensaje institucional en el que renunciaba a la reelección para un quinto mandato, aplazaba los comicios y ordenaba abrir un periodo de transición liderado por el ministro de Interior, Nouredin Bedaui.

La decisión no sirvió para aplacar las protestas en la calle, que se repiten a diario y con especial virulencia cada viernes, con millones de argelinos en las calles de todo el país para exigir la caída del círculo de poder que lo protege.

Ni siquiera ha servido la propuesta del jefe del Ejército, Ahmed Gaïd Salah, otro de los hombres más cercanos a Bouteflika, de aplicar el artículo 102 de la oposición, que permite inhabilitar al mandatario por razones de salud.

Etiquetas
Comentarios