Internacional

estados unidos

El Boeing 737 MAX se queda sin cielo en el que volar, excepto en Estados Unidos y Canadá

Tras perder casi 20.900 millones en capitalización en dos días los títulos de Boeing suben un 1,13%.

Un avión Boeing 737 Max 8 de American Airlines
Un avión Boeing 737 Max 8 de American Airlines.
Efe

Gran parte del mundo ha cerrado el espacio aéreo a los Boeing 737 MAX 8 hasta que se despejen todas las incógnitas que han provocado dos accidentes mortales en cinco meses, salvo Estados Unidos y Canadá que permiten que estos modelos de Boeing sigan operando con aparente normalidad.

El veto a volar con este avión ha provocado que Boeing haya perdido en Bolsa en dos días 23.600 millones de dólares (20.902 millones de euros) en una grave crisis por las dudas de la fiabilidad del avión.

Tras la decisión de este martes de la Unión Europea de prohibir volar con este modelo en su espacio aéreo, los títulos de Boeing suben un 1,13% en Bolsa, mientras que los de su rival Airbus se anotan un 1,47%.

Siguiendo la línea marcada por otros países, Tailandia ha decidido que desde el jueves se suspendan los vuelos de aviones Boeing 737 MAX 9 por motivos de seguridad, medida que vendrá acompañada de una investigación sobre nuevas medidas de seguridad. También India ha suspendido los vuelos de aviones del modelo.

Boeing, que está colaborando con la investigación, reiteró este martes su "plena confianza" en la seguridad del 737 MAX, y reafirmó su compromiso con los operadores con la información disponible para "tener confianza en la operación de sus flotas", pero compañías como Norwegian valoran ya reclamar al fabricante estadounidense por los costes de dejar sus aviones en tierra.

"Esperamos que Boeing asuma la factura", ha asegurado Norwegian, en una declaración remitida por correo electrónico a Reuters. La aerolínea con sede en Oslo tiene 18 aviones del modelo Boeing 737 MAX.

Las investigaciones sobre las causas de ambos siniestros, y si están o no conectados, está aún en sus comienzos pero ya nadie considera que los accidentes en Etiopía e Indonesia son fruto de la casualidad y se apunta a un problema con el software de las aeronaves.

La aerolínea Ethiopian Airlines estudia enviar a "un país cercano en Europa" las dos 'cajas negras' del avión Boeing 737 MAX 8 siniestrado el domingo, según ha contado a la CNN el consejero delegado de la compañía etíope, Tewolde GebreMariam, por "una cuestión de proximidad y de celeridad".

Desde la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), su directora Isabel Maestre, ha recalcado que el transporte aéreo es el "más seguro" justamente por la automatización, que ha permitido tener aparatos cada vez "más eficaces y eficientes". El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insinuó este martes que "los aviones se están volviendo demasiado complejos para volar", en Twitter.

"Indudablemente en este proceso puede haber algún momento elementos que tenemos que rectificar como es el caso actual, pero la evolución de la seguridad en la aviación viene directamente ligada a una mayor automatización de los aviones", ha asegurado.

EL SISTEMA COMPUTARIZADO DEL MAX

El diario 'The New York Times' se informa también de que al menos dos pilotos estadounidenses han presentado sendos informes al Gobierno federal expresando inquietudes sobre la seguridad y la falta de capacitación del modelo estrella de 'Boeing'.

Los problemas que experimentaron los pilotos parecían similares a los que precedieron al accidente del vuelo 610 de Lion Air en Indonesia, en el que murieron 189 personas. La causa de ese choque sigue bajo investigación, pero se cree que las lecturas inexactas introducidas en el sistema computarizado del MAX 8 pueden haber hecho que el avión entrara en un descenso repentino y automático.

En ambos casos, los pilotos reanudaron sus ascensos de manera segura después de apagar el piloto automático. Uno de los pilotos dijo que el descenso comenzó dos o tres segundos después de encender el sistema automatizado, según informa 'The New York Times' este miércoles.

El gigante aeronáutico tiene por delante una situación más que compleja si se cancelen los miles de pedidos del modelo 737 MAX 8 en lista de espera, lo que equivaldría a pérdidas superiores a los 600.000 millones de dólares (530.495 millones de euros). De momento, American Airlines y Sourhwest Airlines, que cuentan con 24 y 34 aparatos 737 MAX 8 respectivamente, han dicho que no encuentran motivos para mantenerlos en tierra.

Etiquetas
Comentarios