Despliega el menú
Internacional

estados unidos

El exbogado de Trump dice que el presidente "es un racista, un estafador y un embustero"

Michael Cohen asegura que el mandatario solo se presentó a las elecciones para "hacer su marca grande".

Michael Cohen, exabogado de Trump, durante su comparecencia este miércoles en el Congreso.
Michael Cohen, exabogado de Trump, durante su comparecencia este miércoles en el Congreso.
Jim Lo Scalzo/EFE

Michael Cohen, antiguo abogado personal del presidente estadounidense, Donald Trump, ha lamentado este miércoles ante una comisión del Congreso haber ayudado a encubrir los "actos ilícitos" cometidos por el mandatario, entre ellos el pago a una actriz porno que mantuvo una relación con él.

"Lamento toda la ayuda y apoyo que le di en el camino", ha confiado Cohen en su esperada declaración ante la comisión de supervisión de la Cámara de Representantes. "Me avergüenza mi debilidad y equivocada lealtad, de las cosas que hice por Trump en un esfuerzo para protegerle y promocionarle", ha asegurado. "Es un racista, un estafador y un embustero", ha subrayado.

"Me avergüenza que opté por participar en ocultar los actos ilícitos de Trump en lugar de escuchar a mi propia conciencia", ha añadido el abogado, que aunque ha reconocido que mintió al Congreso sobre el proyecto de la Torre Trump en Moscú en el que trabajaba para el magnate éste no le ordenó expresamente que lo hiciera.

"Trump directamente no me dijo que mintiera al Congreso, así no es como él funciona", ha explicado, en referencia a su declaración al Congreso en 2017 sobre cuándo se produjeron las conversaciones respecto al proyecto inmobiliario del magnate en Moscú.

No obstante, "a su manera, me estaba diciendo que mintiera", ha añadido, explicando que por sus declaraciones públicas y privadas llegó a la conclusión de que quería que lo hiciera.

"Trump conocía y dirigió las negociaciones de la torre Trump Moscú durante la campaña y mintió sobre ello", ha asegurado Cohen, que cree que lo hizo porque "nunca esperó ganar" las presidenciales. "La campaña para él siempre fue una oportunidad de marketing", ha resaltado su antiguo abogado.

"Donald Trump es un hombre que se presentó a las elecciones para hacer su marca grande, no para hacer a nuestro país grande", ha defendido. "No tenía ningún deseo o intención de liderar esta nación, solo de reforzar su riqueza y poder", ha añadido.

Por otra parte, ha asegurado que Trump sabía de antemano que Wikileaks iba a publicar los correos del Comité Nacional Demócrata que iban a resultar perjudiciales para su rival en las elecciones presidenciales, Hillary Clinton.

El ahora presidente lo supo a través de su antiguo asesor Roger Stone, quien también se enfrenta a cargos criminales. Stone le contó a Trump que había hablado con Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, quien le dijo que iba a publicar correos que "perjudicarían" a la campaña de Clinton.

Cohen ha confirmado igualmente que pagó a la actriz porno Stormy Daniels para que esta no desvelara que había mantenido una relación con el magnate.

"Me pidió que pagara a una estrella porno con la que había tenido un 'affaire' y que mintiera a su mujer al respecto", ha relatado, asegurando que mentir a Melania Trump es uno de sus "mayores remordimientos". "Es una buena persona y la respeto mucho, no se merecía eso", ha asegurado.

En cuanto al pago, el antiguo abogado ha indicado que pagó a Daniels 130.000 dólares usando fondos personales por orden de Trump para evitar que se vincularan con la campaña. A continuación, "el presidente de Estados Unidos emitió un cheque personal para el pago de este dinero en el marco del plan criminal para violar las leyes de financiación de campaña", ha precisado, ofreciendo a la comisión el cheque que prueba el pago con dinero personal del mandatario. 

Según Cohen, desde que accedió a la Casa Blanca Trump "se ha convertido en la peor versión de sí mismo". Además, le ha acusado de inflar su fortuna "cuando le servía a sus fines", como para ser incluido en la lista de las personas más ricas, pero la reducía para evitar pagar impuestos por sus inmuebles.

Cohen también ha confesado que amenazó a los centros educativos en los que estudió Trump por orden de este para que no desvelaran sus datos académicos. "Estoy hablando de un hombre que se declara brillante pero que me pidió que amenazara a su instituto, sus colegas y la junta universitaria", ha afirmado.

"Para aquellos que cuestionan mis motivos para estar aquí hoy, lo entiendo. He mentido, pero no soy un mentiroso, y he hecho cosas malas, pero no soy una mala persona", ha remachado Cohen en su intervención inicial.

Horas antes de la esperada comparecencia, Trump ya se había adelantado a lo que pudiese decir Cohen con un tuit en el que alegaba que "fue uno de los muchos abogados" que le representaron y le acusaba de "estar mintiendo" para reducir los años de prisión que tendrá que cumplir. El presidentre ha retuiteado su propio mensaje en plena comparecencia del abogado.

Etiquetas
Comentarios