Despliega el menú
Internacional

La cumbre antipederastia del Vaticano comenzará con un vídeo testimonio de cinco víctimas de abusos

El 89% de obispos contestaron al cuestionario preparatorio para la reunión.

El papa Francisco.
El papa Francisco.
Efe

La cumbre antipederastia que se celebrará desde este jueves 21 al domingo 24 de febrero en el Vaticano comenzará con la proyección de vídeos con testimonios de cinco víctimas de abusos por parte de sacerdotes o religiosos, y en cada uno de los momentos de oración vespertina, una víctima relatará su experiencia.

Así lo han explicado este lunes 18 de febrero en rueda de prensa el coordinador del encuentro, Hans Zollner, y el moderador de la reunión, el exportavoz de la Santa Sede Federico Lombardi.

Las sesiones reunirán a 190 participantes, entre presidentes de todas las Conferencias Episcopales del mundo, religiosos y otros expertos que debatirán durante tres días sobre cómo atajar el problema de los abusos sexuales en la Iglesia católica.

Además del Papa, que estará presente en todas las sesiones de trabajo, participarán 114 responsables de la organización episcopal de cada país --36 de África, 24 de América del norte, Centroamérica y Sudamérica, 18 de Asia, 32 de Europa y 4 de Oceanía-- 14 responsables de las Iglesias Católicas Orientales y 15 obispos ordinarios no integrados en una conferencia episcopal.

También estarán presentes 12 superiores generales de instituciones religiosas masculinas, 10 superioras generales de instituciones religiosas femeninas, 10 prefectos de dicasterios vaticanos, cuatro miembros de la curia romana, cinco miembros del Consejo de Cardenales, seis miembros del comité organizador, el moderador del encuentro y otros relatores, según ha explicado durante el exportavoz del Vaticano y uno de los organizadores del encuentro, Federico Lombardi.

La participación de las víctimas en estas reuniones será limitada a causa de la breve disponibilidad de tiempo. "Por ese motivo, se ha pedido a los participantes en el encuentro que preparen la reunión escuchando a algunas víctimas en su país de origen. Así podrán percatarse de la gravedad del problema en su propio territorio", ha recordado Lombardi.

Los participantes se dividirán en once grupos de trabajo, cada uno formado por 17 o 18 personas, divididos según el idioma. El encargado de coordinar los encuentros del Papa con la jerarquía de todas las Conferencias Episcopales del mundo ha explicado que la apertura de las sesiones de cada día correrá a cargo del Papa que pronunciará una breve alocución después de la oración, y que en todas se escucharán algunos testimonios de víctimas.

RESPONSABILIDAD Y TRANSPARENCIA

Los primeros tres días, las sesiones se desarrollarán en el Aula nueva del Sínodo en torno a los temas: responsabilidad de los obispos, rendición de cuentas y transparencia. El sábado por la noche habrá una liturgia penitencial y el domingo concluirá con una misa y un discurso del Papa en la sala Regia del Vaticano.

Las reuniones se desarrollarán a partir del discurso de varios relatores. Serán en total tres mujeres del total de nueve ponentes, las que pronunciarán una alocución en estas sesiones, entre ellas la periodista mexicana Valentina Alazraki, quien ha viajado 150 veces en el avión papal acompañando a San Juan Pablo II, Benedicto XVI, y Francisco, que dirigirá un discurso sobre el deber de trabajar y comunicar con transparencia.

Al término de cada presentación, habrá un tiempo dedicado a preguntas y respuestas. A continuación, los participantes se reunirán en grupos lingüísticos para analizar los temas desarrollados por los relatores. Cada grupo elaborará un breve guión de los temas tratados en equipo, que será compartido con la asamblea al final de cada jornada.

La primera de las ponencias correrá a cargo del cardenal arzobispo de Manila, monseñor Luis Antonio Tagle, uno de los más jóvenes de la curia romana. Su discurso versará sobre la tarea de los pastores para curar las heridas de las víctimas de abusos, así como su responsabilidad para prevenir estos casos.

El segundo en tomar la palabra será el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, secretario adjunto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y como miembro del comité organizador del encuentro, quien hablará sobre la figura de la Iglesia como hospital de campo y de cómo asumir la responsabilidad.

La tercera ponencia del día, ya por la tarde, la pronunciará el cardenal colombiano Rubén Salazar Gómez, sobre cómo la Iglesia debe encarar los conflictos en un momento de crisis y cómo actuar con decisión.

El sacerdote Hans Zollner, organizador del encuentro antipederastia, ha señalado que para preparar el evento se lanzó un cuestionario a los participantes que fue enviado en diciembre. "El 89% ha respondido. El centro de la Universidad Gregoriana lo está analizando en este momento", ha señalado.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN LOCALES Y GLOBALES

Sobre el cuestionario, ha indicado que servirá para darse cuenta de la "complejidad de la situación actual" y para "usar las impresiones de todos" y así "poner en marcha medidas de prevención a nivel local y global".

Las preguntas del documento preparatorio se centraban en: la situación actual del problema de los abusos en la Iglesia local; el nivel de conciencia de este tema en el público; los factores de riesgo más importantes en los abusos sexuales; los factores que contribuyen a una ausencia adecuada de respuestas y las medidas de prevención más eficaz que el país en cuestión ha adoptado para proteger a los menores.

Zollner ha indicado que cada uno de los líderes religiosos asume el tema de los abusos sexuales de forma distinta. "En torno a las distintas iglesias locales hay factores de riesgo socioculturales distintos que no podemos obviar", ha señalado.

Etiquetas
Comentarios